La dieta del cucurucho: ¿de verdad funciona?

Practicar sexo ayuda a quemar calorías, ¿pero adelgaza tanto como pensamos?, ¿es efectiva la conocida como dieta del cucurucho? Te lo contamos.

Seguro que has oído eso de “yo sigo la dieta del cucurucho, comer poco y hacerlo mucho”. Pues eso, esta peculiar dieta es la que defiende la idea de que se puede adelgazar aplicando las máximas de comer poco y practicar mucho sexo. No cabe duda de que esta dieta cuenta con un factor muy atractivo: produce placer, cosa que, de primeras, parece prácticamente incompatible con el hecho de hacer dieta. Por eso, no nos extraña que esta dieta tenga tantos devotos, otra cosa ya es que de verdad sea efectiva…lo que sí cumple esta dieta son dos características fundamentales de todo plan de adelgazamiento: controlar la alimentación y hacer ejercicio físico, en este caso, mediante las relaciones sexuales frecuentes.

Lo cierto es que al practicar sexo hacemos ejercicio y realizamos una actividad física con notables beneficios y que, como ejercicio físico que es, ayuda a adelgazar, eso es algo obvio, pero ojo, hay que matizar esta idea. Para empezar, no se queman las mismas calorías con unos hábitos sexuales o posturas sexuales que con otras, también depende de factores como la intensidad del acto en sí y de la duración del mismo. Además, en una postura sexual siempre hay una de las dos personas que realiza más esfuerzo y, por tanto, más gasto calórico…

Hay teorías muy halagüeñas que atribuyen a las relaciones sexuales una pérdida de entre 200 y 500 calorías de media, en función de la postura elegida, pero hay que tener en cuenta que estas estimaciones se hacen considerando una relación sexual intensa con una duración de entre media hora o incluso una hora, pero como afirman buena parte de los investigadores, la media más realista ronda los 6-7 minutos, sin tener en cuenta preliminares. ¿Te parece poco tiempo? Quizá, pero según un estudio realizado por dos terapeutas sexuales, Corty y Guardini, la duración del sexo se clasifica en 'demasiado corto' si dura entre uno y dos minutos, 'adecuado' si dura entre tres y siete minutos y 'deseable' si la duración es entre 7 y 13 minutos, por lo que esta media sería adecuada, según esta clasificación.

Un estudio de la Universidad de Alabama en Birmingham, que fue publicado en Journal of Medicine de Nueva Inglaterra,  determinó que durante el coito solo se queman unas 21 calorías (con una relación de unos 6 minutos).  

Es cierto que en estas estimaciones se tiene en cuenta la duración del coito y no los preliminares y juegos previos, pero, salvo honrosas excepciones, el sexo no parece la panacea en cuanto a pérdida de peso se refiere.

Eso sí, nadie duda de que la liberación de endorfinas durante el sexo nos creará una sensación de bienestar muy placentera, además esta dieta sí será una buena aliada de nuestra relación de pareja. Por tanto, ¿debemos desterrar la dieta del cucurucho? Si la vamos a utilizar de pretexto para atiborrarnos de comida con la excusa de hacer placentero ejercicio después, sí, deberíamos olvidarla, pero, si por el contrario, la vamos a tener en cuenta para llevar una dieta sana y sumar el sexo a nuestra actividad deportiva, acojámosla con los brazos abiertos. Ya sabes, luchemos por una dieta del cucurucho sana, realista y…a cuidar la alimentación y disfrutar mucho.

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

CONTINÚA LEYENDO