La Discriminación por Género puede Provocar Depresión

"Una de cada cinco mujeres sufrirá depresión a lo largo de su vida", afirma el doctor Narcís Cardoner, médico del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Bellvitge de Barcelona. Esta enfermedad afecta al 4 % de la población española y es uno de los principales problemas de salud mental y pública actuales.  Además, dos tercios de los pacientes que la padecen son mujeres  (es la primera causa de discapacidad en las mujeres de 18 a 44 años, según la Organización Mundial de la Salud). La depresión, además, es un trastorno mental que se repite a lo largo de la vida. “Después de dos años de haber padecido un episodio depresivo, hay entre un 30 % y un 50 % de probabilidad de volver a sufrirla. Este porcentaje se incrementa hasta un 60 % tras cinco años, y hasta un 80 % tras diez años”, explica el experto, coautor de la Guía de Buena Práctica Clínica en Psicoeducación en pacientes con depresión, un manual que informa al profesional de cómo guiar al paciente y a su familia en su diagnostico y tratamiento.
Son varios los aspectos que inciden en que la mujer sea más proclive a sufrirla. Uno de ellos el sociocultural: “En muchas sociedades, la pobreza, la escasa formación intelectual y la incapacidad de tomar decisiones de forma autónoma afectan más las mujeres que a los hombres. En los países donde las mujeres tienen un papel social similar o equivalente al masculino, sufren menos depresión”, explica el psiquiatra, quien sostiene que la discriminación por género puede aumentar el riesgo de depresión en la mujer.
Las actividades domésticas y el cuidado de los hijos recaen aún más en las mujeres que en los hombres, quienes también tienen más difícil conciliar la vida familiar y laboral. Un aspecto que afecta menosa los hombres, según el Dr. Narcís Cardoner.
Otro factor importante es la genética. “Las mujeres sufren más períodos depresivos por los cambios hormonales, como en la pubertad, el postparto o la menopausia”, detalla el experto, que también apunta a la personalidad como un aspecto que puede aumentar la propensión a sufrir esta patología. “La baja autoestima, la poca autoconfianza o el neuroticismo influyen más en las mujeres”, agrega.
¿Cómo se le puede hacer frente? Aunque la psicoterapia y los antidepresivos (los fármacos tardan casi 3 semanas en hacer efecto) son claves para curarla, “llevar una dieta equilibrada, evitar el alcohol y otras drogas, hacer ejercicio e incorporar, en la medida de lo posible, actividades que eviten el sedentarismo y el aislamiento social” ayuda mucho según el experto.
¿Cómo pueden ayudar los familiares? “Es difícil aconsejarles cómo deben comportarse con los enfermos, pero deben evitar actitudes culpabilizadoras, paternalistas o demasiado invasivas: es importante que  favorezcan su recuperación, con su apoyo y comprensión y colaboren en que pida ayuda y acepte el tratamiento”, explica.

Continúa leyendo