La felicidad depende de ti

¿Te has propuesto ser más feliz? Desde Comofuncionaque.com nos descubren las claves para alcanzar nuestro máximo estado de bienestar.

Estamos acostumbradas a buscar la felicidad en todo lo que nos rodea. En nuestra familia, nuestro trabajo, un nuevo proyecto, un reto personal, en nuestros hijos, en nuestra pareja… Continuamente estamos buscando algo que nos haga felices y, cuando lo conseguimos, esa felicidad tan solo es dura unos instantes. ¿Es esto realmente lo que perseguimos?

 

Depende de nosotros

 

La felicidad es un estado de bienestar completo en el que a todos nos gustaría estar. Entonces, ¿por qué lo atribuimos a causas ajenas a nosotros? La felicidad depende de nuestros actos, nuestras pequeñas acciones o comportamientos, no de los demás.

 

¿Qué necesitamos?

Los pensamientos crean toda la realidad en la que nos movemos. Si estamos satisfechos con nuestras vidas, nos sentiremos felices sin tener que ir en búsqueda de “algo más”. A continuación, desde comofuncionaque.com te proponemos algunas claves para que comiences a ser feliz por ti misma.

Todo repercute

 

Toma conciencia de tu realidad, qué haces, cómo te sientes, qué piensas. A partir de este momento sé consciente de que cada pequeño movimiento repercute en tu felicidad.

 

Tiempo para ti

 

Dedícate tiempo. Una hora al día será suficiente para que pienses en tu vida, tu trabajo, tu familia o en lo que necesites. El reflexionar diariamente ayuda a que veamos qué nos hace felices y qué nos perjudica.

 

Sal de la rutina

 

Cultiva tus relaciones sociales, no dejes de lado las buenas amistades. El salir de la rutina te ayudará a afrontar las tareas laborales.

Haz deporte

 

Practica ejercicio. El realizar algún deporte proporciona activación a tu cuerpo y cerebro, sobre todo si se lleva a cabo durante la primera hora de la mañana. Además, ayuda a liberar tensiones acumuladas y proporciona una sensación de bienestar general.

 

Meditación y yoga

 

El 'mindfulness', el tomar conciencia del aquí y el ahora ayuda a cambiar de perspectiva, olvidarse de lo sucedido durante el día y centrarse en el momento presente. De igual forma, la meditación y el yoga cultivan el propio cuerpo y la mente, para que aprendas a reconocer mejor tus sensaciones.

 

Puedes leer más de @Raquel_Grana en comofuncionaque.com

Continúa leyendo