La (polémica) dieta de Kim Kardashian

Tiene detractores acérrimos y otros expertos la defienden, aunque con control. Kim Kardashian perdió 25 kilos.

Dieta keto

Se trata de un régimen que restringe los hidratos de carbono y que es efectiva para una pérdida de peso rápida. Esta dieta no es nueva, pero ha vuelto a ponerse de moda cuando se supo que estaba detrás de la evidente pérdida de peso de Kim Kardashian. Y ya se sabe que lo que esa familia toca se convierte en oro. Se llama cetogénica (o keto, en su denominación procedente del inglés), porque la base de su funcionamiento consiste en ‘empujar’ al organismo a entrar en cetosis.

La ‘gasolina’ principal del cuerpo es la glucosa que se genera del consumo de hidratos de carbono. Cuando no se toma suficiente arroz, patata, pan, pasta, frutas o verduras, el cuerpo utiliza su fuente secundaria de energía: la grasa, explica Linda O’Byrne, nutricionista de la Nueva dieta Atkins (es.atkins.com). “Se trata de interrumpir el ciclo del azúcar. Cuando el cuerpo deja de consumir carbohidratos comienza a quemar grasas como combustible, en un proceso que se llama cetosis, y día a día bajamos de peso”. ¿La duración? Entre 12-15 semanas si sobran más de 15 kilos, y entre 10 y 12 si son menos.

También te puede interesar:

No es para todos

Aunque O’Byrne defiende que se trata de una pauta alimentaria apta para el todo el mundo siempre que sea supervisada, la doctora Conchita Vidales, directora de Nutrimedic (nutrimedic.com), la aconseja solo para afrontar la primera pérdida de peso en casos de obesidad o sobrepeso grado 2 y durante un mes, “porque provoca una pérdida de volumen que motiva al paciente”, o bien en personas sanas (sin colesterol ni ácido úrico elevado), que deseen perder 2 o 3 kilos en quince o veinte días.

Sin embargo, como sucedía con la Dukan, muchos especialistas se levantan en contra (ver columna a la derecha). “Este tipo de dieta no tiene ningún punto de unión con los patrones clásicos de las recomendaciones de expertos. Ayuda a perder peso, pero no mediante patrones saludables", dice la doctora Raquel Nogués, del Centro Médico Teknon (teknon.es).

Pros

  • Es muy rápida. Se pierde peso y volumen con mayor celeridad que otras dietas porque se elimina gran cantidad de agua los primeros tres o cuatro días.
  • No pasas hambre. Las proteínas y las grasas permanecen más tiempo en el estómago, lo que produce sensación de saciedad.
  • Permite algunos alimentos que otras dietas no. Yogures enteros, calabaza, mantequilla o la mayoría de quesos duros están permitidos.
  • Mejora los niveles de glucosa en sangre. Esto la convierte en una opción a valorar para pérdidas de peso en pacientes diabéticos.

Contras

  • Mal aliento. La halitosis se debe a la elevada producción de cuerpos cetónicos (que son deshechos de las grasas).
  • Estreñimiento. Lo provoca la escasa ingesta de fibra.
  • Cansancio. Debido a la restricción de hidratos de carbono en la dieta.
  • Escasas vitaminas y minerales. Por la reducción del consumo de frutas y vegetales.
  • Consecuencias variadas. Desde dolor de cabeza a calambres, náuseas, aumento del colesterol malo...
  • Y más grave aún. Si se hace a largo plazo, puede llegar a tener efectos nocivos a nivel renal o hepático.

CONTINÚA LEYENDO