La semilla milagrosa

El sacha inchi o maní Inca es un fruto seco originario de la Cordillera de los Andes peruanos y uno de los alimentos más benéficos y codiciados por muchos.

El sacha inchi o maní Inca es un fruto seco originario de la Cordillera de los Andes peruanos y uno de los alimentos más benéficos y codiciados por muchos.

 

Al consumirlo es capaz de ofrecernos cientos de beneficios al organismo, volviéndolo más fuerte para enfrentar enfermedades y dolencias.

 

Entre sus muchos beneficios están los siguientes:

1. Fortifica el corazón y estabiliza la presión arterial.

2. Ayuda a mantener el equilibrio del metabolismo.

3. Agiliza las funciones cerebrales ligadas a la memoria.

4. Es un antioxidante natural.

5. Refuerza el sistema inmunológico.

6. Reduce el nivel del colesterol malo en la sangre.

7. Previene el envejecimiento prematuro.

8. Tiene efectos protectores frente al desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Gracias a su concentración de omega 3, es también una de las oleaginosas más nutritivas y depurativas que existen. Pero sus bondades no acaban ahí: también incrementa el intelecto, estimula el estado de ánimo y es un buen protector de la salud celular.

 

Sabías que…?

El sacha inchi mezclado con aceite de oliva, aporta la vitalidad, el brillo y la elasticidad que la piel necesita para afrontar las agresiones externas diarias. Por eso puede ser uno de tus ingredientes estrella en tu rutina habitual de belleza.

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo