La tortilla de patata: la reina de nuestra gastronomía

La tortilla de patata es el plato estrella de nuestra gastronomía. Conoce cuáles son sus orígenes y las versiones que más han sorprendido al mundo.

Vayas donde vayas de viaje, todos los países conocen nuestra gastronomía gracias a la tortilla de patata. No hay mucho secreto en el listado de ingredientes: solo necesitas la propia patata, huevos, aceite y sal. La sencillez de sus productos hace que este plato haya cautivado a paladares de medio mundo y que todos queramos imitar la deseada receta de nuestras madres y de nuestras abuelas. ¿A quién se le ocurrió mezclar estos ingredientes? ¿Hay una manera concreta de hacer la tortilla de patata perfecta?

Su origen, entre leyendas y disputas

La tortilla de patata es una de esas marcas inconfundibles de nuestro país, con un sabor único y una combinación de ingredientes cuyo gemen no ha estado nunca muy claro. Las disputas y leyendas no han dejado de proliferar con los años.

Una de las versiones más extendidas colocan su nacimiento en la Primera Guerra Carlista, concretamente en la figura de Tomás de Zumalacárregui. Esta historia cuenta cómo el general buscó un alimento nutritivo y barato para sus tropas, solución a la que habría llegado una campesina del lugar.

Aunque esta crónica ha sido siempre la más conocida, en el año 2008 un investigador del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, Javier López Linage,  publicó un artículo donde daba unas pequeñas pinceladas de sus indagaciones: la tortilla de patata es extremeña. 

Dos años después, Dionisio Martín Nieto continuó esta hipótesis, resultando que el nacimiento de  la tortilla de patata fue una evolución del pan de patata. La escasez de trigo, junto con una plaga de langosta, propició que la cantidad de patata aumentara frente a la harina de trigo que se incluía en el tradicional pan.

No todas estas historias centran el origen en la misma ciudad, pero todas coinciden en el desarrollo de esta receta como una cuestión de necesidad ante la hambruna de los campesinos durante el Antiguo Régimen y su posterior crisis. Más tarde llegó la cebolla, el ingrediente que ha causado más división nacional que la receta original de la paella.

De versión en versión

Sabiendo que cada maestrillo tiene su librillo y que en cada casa hay una receta particular de la tortilla, hay versiones que nos han roto el corazón. Una de ellas es la realizada por el chef indio Sanjeev Kapoo, que se decantó por el horno y por las claras de huevo para hacer una preparación que, insólitamente, apenas llevaba patatas.

Desde España, el cocinero mundialmente conocido Ferrán Adrià trasladó el concepto filosófico de la ‘deconstrucción’ a los fogones. Su tortilla deconstruida, a la que cambió totalmente la apariencia, textura y presencia, fue otro de los focos de polémica culinarios más sonados.

Por su parte, el cocinero Mario Sandoval creó una de las tortillas de patata más caras del mundo: 837 euros una tortilla de 4 raciones. Todo un manjar apto para pocos bolsillos, elaborado con la patata más selecta del mundo, huevos de gallina ibérica campera y flor de sal Añana. Para los más curiosos hay que confirmar que estas recetas sí llevan cebolla.

La más clásica

Si eres un purista de este plato solo tienes que reunir los siguientes ingredientes: 600 gramos de patatas, una cebolla pequeña, seis huevos, sal y aceite de oliva. ¿Aún tienes dudas sobre cómo hacer una tortilla 10? En la siguiente galería te decimos qué huevos usar, la forma ideal de batir los huevos o el tiempo de cocinado. La tortilla de patata se convertirá en el plato estrella de tu recetario personal.

 

Isabel Pérez

Isabel Pérez

Continúa leyendo