Vídeo de la semana

Las claves de la ansiedad

Esto es lo que debes conocer de la ansiedad. Te damos todos los detalles.

Las causas responsables de que aparezca la ansiedad son muy variadas. Cualquier situación que requiera de una adaptación especial y que exija del desarrollo de capacidades o habilidades especiales, puede ser causa de la ansiedad. Por ejemplo una operación, un divorcio, una mudanza, afrontar una hipoteca, la muerte de un familiar, empezar un trabajo, un ambiente desfavorable a nivel familiar, una temporada de falta de sueño…

Por otro lado, también está la ansiedad producida por algunas enfermedades o medicamentos, o bien por drogas, cafeína y alcohol.

Ansiedad vs. Estrés

Ansiedad y estrés no son términos fácilmente diferenciables. Los dos son respuestas emocionales y físicas ante situaciones de alarma especial. Ninguna de las dos es negativa, pues son formas de reaccionar ante situaciones que requieren para resolverlas de una habilidad especial de nuestro organismo. 

La ansiedad es una reacción normal con la que el organismo intenta adaptarse a diversas situaciones o circunstancias de la vida. Podríamos decir que es un estado de alerta necesario. El problema acontece cuando sentimos ansiedad ante circunstancias en la que esa defensa psicológica no debería ser necesaria. Es normal sentir ansiedad en una entrevista de trabajo, un examen o ante un accidente doméstico grave, pero no es normal tener ansiedad al comenzar nuestro trabajo diario o al ir a un gimnasio al que solemos frecuentar. Esa ansiedad ya sería patológica.

La respuesta de estrés es una reacción especial del organismo ante situaciones excepcionales. Es la reacción del cuerpo a un desafío especial. Un estado de alerta ante una situación no habitual que requiere de una alarma mayor de lo habitual.

Cuando estamos ante una situación excepcional y que consideramos amenazante, el organismo pone en marcha todos los recursos para afrontar esa situación. Si percibimos esa situación como peligrosa y que sobrepasa nuestras capacidades normales de reacción entonces es cuando aparece la reacción de estrés. Por ejemplo: un conflicto grave económico, una deuda que sobrepasa nuestras capacidades o un cambio laboral que no conseguimos dominar.

Podríamos decir que el estrés es una reacción ante un factor estresante (un divorcio, una expulsión del trabajo) y la ansiedad es una reacción mayor de lo normal cuando el factor estresante ha desaparecido.

¿Cuál es la explicación médica de la ansiedad?

Aparte de la respuesta psicológica o cognitiva mencionadas, el organismo responde con una serie de mecanismos fisiológicos, biológicos, que se desarrollan ante una situación de estrés y de ansiedad. Básicamente estos mecanismos se originan en el sistema nervioso, que está compuesto fundamentalmente por las neuronas y por unas sustancias llamadas neurotransmisores que son las que ponen en comunicación dichas neuronas. Y entre las cuales está, principalmente, la serotonina.

Consejos para evitar la ansiedad

Primero tener unos buenos hábitos de vida. Alimentarnos adecuadamente, comiendo sin prisas. Evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco. Intentar dormir adecuadamente. Hacer ejercicio físico moderado de forma habitual. Respirar profunda y lentamente a lo largo del día, en episodios cortos. Intentar organizarnos para llegar con tiempo a los sitios. Mantener buenas relaciones sociales, sobre todo con nuestros familiares, jefes y compañeros de trabajo. Tener una buena relación de pareja. No evitar o intentar huir de las situaciones que forzosamente debemos afrontar a lo largo de una vida. Aceptar la realidad y evitar recrearnos con los pensamientos negativos. Dar una dimensión real a los problemas. Centrarnos en el presente e intentar anticipar problemas. Saber que el día solo tiene 24 horas y que no podemos hacer más de lo que nos es posible.

 

Por: Dr. Conrado Montesinos Fernández, especialista en Psiquiatría y miembro de Top Doctors.

También te puede interesar:

Continúa leyendo