Las Enfermedades Que Se Ven en los Dientes

Igual que las afecciones de la boca pueden pasar a otras áreas del organismo, hay enfermedades que se originan en otras partes del cuerpo y que pueden afectar a la cavidad oral. Así, debes estar alerta ya que los síntomas en la boca pueden avisarte de otra alteración. Por ejemplo:
-Un infarto. El dolor en la parte inferior de la mandíbula puede ser el chivato. La molestia aparece previamente en el pecho, el brazo izquierdo y el cuello.
-Sinusitis: si percibes molestias en los dientes superiores, sospecha de ello. Porque la sinusitis hace que se inflamen las cavidades naturales que rodean las fosas nasales y el dolor puede referirse a los dientes cercanos. También causa congestión nasal, dolor de cabeza o de garganta, fiebre...
-Problemas de hígado, riñón o intestinos... El mal aliento a veces indica que estos órganos fallan. Ocurre en caso de sufrir cirrosis o insuficiencia renal crónica (en este caso se genera olor bucal similar al del amoniaco o el pescado). Un aliento muy fuerte acompañado de dolor abdominal  y estreñimiento suele deberse a una obstrucción intestinal.
-Trastorno inmunitario. La sequedad bucal  junto con la lágrima escasa pueden reflejar que el organismo, por error, destruye las glándulas que producen las lágrimas y la saliva, causando sequedad de ojos y boca. Se trata del síndrome de Sjögren, que también puede afectar a otras partes del cuerpo, como los riñones o los pulmones.
-Anemia.  Unas encías blancas indican que los glóbulos rojos han disminuido (por eso palidecen). En ese caso, la lengua aparecerá brillante, muy roja e inflamada.

Continúa leyendo