Las mejores dietas para controlar la diabetes

¿Sabes como influye la alimentación en el control y tratamiento de esta enfermedad tan común? Te lo descubrimos.

dietas para la diabetes
iStock

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes entre la población, sobre todo la de mayor edad. Este conjunto de enfermedades metabólicas se caracteriza por provocar un aumento de la glucosa en sangre (hiperglucemia), causada por una deficiente secreción de insulina, la hormona encargada de neutralizarla.

La diabetes no tiene cura, pero se puede tratar y mantener a raya con medicación y la práctica de hábitos saludables. Hacer ejercicio físico, consumir fibra, dejar de fumar o de consumir alcohol… y por supuesto, cuidar la alimentación juegan un papel fundamental en el control de la enfermedad. De hecho, lo que comemos es lo que más influye en el desarrollo de la diabetes: los alimentos bajos en grasa y azúcar, las verduras y las legumbres, por ejemplo, son algunos de los más recomendables para las personas diabéticas. ¿Cuáles son las dietas más saludables para combatir esta enfermedad? Te las descubrimos:

Dieta flexitariana: Bajo este nombre se conoce a una dieta vegetariana flexible. En este tipo de alimentación se da prioridad a los vegetales, pero no se excluyen productos como los huevos o los lácteos, que se pueden consumir muy de vez en cuando. Por su parte, la carne no se prohíbe, pero se deja para un consumo muy muy esporádico.

Dieta mediterránea: Una dieta mediterránea clásica se basa en un consumo bajo en carnes rojas, azúcar y grasas saturadas y alto en frutas y verduras, nueces y otros alimentos saludables como el aceite de oliva. La dieta mediterránea ofrece muchos beneficios para la salud y es considerada una de las mejores del mundo por su eficacia en la pérdida de peso, en salud del corazón y el cerebro, en la prevención del cáncer y en la prevención y control de la diabetes.

dietas para luchar contra la diabetes
iStock

Dieta DASH: La dieta DASH corresponde a las siglas en inglés de Enfoques Alimentarios para Detener la Hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension). Es considerada la más saludable para la salud del corazón, siendo muy baja en sal y alta en frutas, vegetales, granos integrales, lácteos bajos en grasas y proteínas magras. Puedes iniciar este tipo de alimentación con pequeños cambios como agregar una porción de verdura a cada comida, usar hierbas y especias para hacer la comida más sabrosa sin sal y cambiar la harina y el pan blancos por productos integrales.

Dieta Mayo Clinic: Esta dieta creada por expertos en pérdida de peso se basa en una pirámide nutricional en la que en la base se incluyen frutas y verduras. Propone comer alimentos con baja densidad energética y acompañarlos puntualmente con carbohidratos de granos enteros y fuentes magras de proteína como las legumbres, el pescado y los lácteos bajos en grasas.

Continúa leyendo