Vídeo de la semana

Las razones por la que este otoño querrás tomar más calabaza que nunca

¿Conoces todo lo que la calabaza puede hacer por ti? Estos son algunos de los beneficios que harán que la tomes con más frecuencia este otoño.

Las razones por la que este otoño querrás tomar más calabaza
Pexels

Es una de las hortalizas más famosas de todo el otoño. De un llamativo y atractivo color naranja, llena de nutrientes, de sabor suave, versátil y económica, amada por los niños en la noche de Halloween… Hablamos, como no podía ser de otra forma, de la calabaza. Las calabazas son estacionales y maduran en otoño, siendo un alimento lleno de propiedades que hacen que sea uno de lo más recomendables en esta época del año. ¿No tomas la suficiente calabaza? Después de leer todas las virtudes que tiene este alimento querrás comer más que nunca este otoño. ¡Y deberías!

Protege frente al cáncer: Diversos estudios han vinculado el consumo de calabaza con un menor riesgo de sufrir cáncer. Las calabazas tienen mucho betacaroteno, lo que le da a la calabaza su color naranja. El betacaroteno también es un antioxidante que juega un papel fundamental en la protección del cuerpo de las enfermedades crónicas al proteger las células sanas de los radicales libres, que son células dañadas creadas por factores de estrés e inflamación. Este efecto protector de la calabaza podría extenderse a una amplia variedad de células cancerosas.

Promueve la salud del corazón: La calabaza es una buena fuente de potasio, vitamina C y fibra, unos nutrientes que están asociados con la salud del corazón, ya que ayudan a reducir la presión arterial y previenen las enfermedades cardiovasculares.

Mejora la regularidad del tránsito intestinal: Muchas personas no consumen suficiente fibra en su día a día, lo que puede provocar irregularidades en el tránsito intestinal. Media taza de calabaza cocida proporciona aproximadamente 3 gramos de fibra, una cantidad saludable que puede ayudar a mantener las deposiciones regulares. La ingesta alta de fibra también se asocia con una mejora del colesterol y con unos niveles saludables de azúcar en sangre.

calabaza
Pexels

Mejora la salud ocular: El betacaroteno se convierte en vitamina A en el cuerpo, un compuesto crucial para mantener la visión general y la visión nocturna en buen estado. La calabaza también es una buena fuente de luteína y zeaxantina, dos compuestos asociados con menores riesgos de la degeneración macular relacionada con la edad y cataratas.

Una piel más sana: La calabaza es una buena fuente de vitamina C, un antioxidante que ayuda a mantener la piel fuerte, sana y saludable. La calabaza también contiene una cantidad saludable de vitamina E y betacarotenos, que ayudan a reducir el daño causado a la piel por la luz ultravioleta. 

Estimula el sistema inmunológico: Una deficiencia de vitamina C puede provocar un deterioro del sistema inmunológico y un sistema inmunológico comprometido aumenta el riesgo de sufrir infecciones. La vitamina C que proporciona la calabaza puede ayudar a mantener el sistema inmune fuerte.

Mejora el estado de ánimo y el humor: Las semillas de calabaza son una buena fuente de magnesio, y diversas investigaciones sugieren que este compuesto puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. Solo media taza de semillas de calabaza proporciona casi el 100% del requerimiento diario recomendado de magnesio.

Continúa leyendo