Las verduras de hoja verde más saludables para tus ensaladas

Espinacas, lechuga, canónigos... ¿qué hojas son más sanas a la hora de preparar ensaladas? Te descubrimos sus beneficios.

Las verduras de hoja verde más saludables para tus ensaladas
Pexels

Espinacas, canónigos, lechuga, rábano... existen muchas verduras con hojas verdes que se pueden utilizar al preparar ensaladas. Cada una de ellas tiene un sabor diferente, y aunque todas son consideradas saludables (son vegetales, al fin y al cabo), hay algunas que merece la pena tomar con más frecuencia, porque son muy valiosas nutricionalmente hablando. Fuente de vitaminas y de minerales, estas son las mejores verduras que puedes tomar con tus ensaladas. ¡Toma nota de las propiedades de cada tipo!

Kale: También conocida como col rizada, es una de las verduras para ensalada más populares por una buena razón: según el Departamento de Agricultura de EE.UU, solo una taza de col rizada cocida satisface el 19 por ciento del requerimiento diario de vitamina A, que ayuda a mantener una buena visión, un buen sistema inmunológico y un sistema reproductivo saludable, y un funcionamiento adecuado del corazón, los pulmones y los riñones. El kale también contiene el 23 por ciento del requerimiento diario de vitamina C, que es importante para el crecimiento y reparación de todos los tejidos del cuerpo y ayuda a mantener un sistema inmunológico saludable; y el 412 por ciento de su requerimiento diario de vitamina K, que crea las proteínas necesarias para la coagulación normal de la sangre, fortalece los huesos y protege contra la osteoporosis. ¡Casi nada!

Espinacas: Las espinacas son todo un tesoro: 1 taza de este vegetal ofrece el 16 por ciento del requerimiento diario de vitamina A y toda la vitamina K diaria. Cuando se cocina la espinaca, es una excelente fuente de hierro (más de un tercio del requerimiento diario), vitamina C y fibra, que es esencial para la salud digestiva. La espinaca también contiene más ácido fólico que la mayoría de las verduras para ensalada, lo que ayuda a convertir los demás alimentos que consumes en energía y produce glóbulos rojos y blancos saludables. 

espinacas
Pexels

Remolacha: Si bien la mayoría de la gente tira las hojas de remolacha o compra remolachas sin las hojas, en realidad son muy nutritivas. Contienen el 13 por ciento del requerimiento diario de vitamina A y todos los requerimientos diarios de vitamina K, según el USDA.

Acelgas: Pariente de la familia de la remolacha, la acelga tiene un sabor similar a la espinaca y está ganando popularidad en los últimos años. Si bien tiene un recuento de sodio más alto que otras verduras para ensalada (con 77 g por taza), también tiene más del doble de su requerimiento diario de vitamina K, el 12 por ciento del requerimiento diario de vitamina A y el 12 por ciento del requerimiento diario de vitamina C, según el USDA. 

Lechuga: La textura crujiente de la lechuga romana la convierte en una base de ensalada muy popular. Dos tazas de lechuga romana satisfacen aproximadamente un tercio del requerimiento diario de folato, casi la mitad de la vitamina A diaria y casi toda la vitamina K, según el USDA. Para aumentar el valor nutricional de tu ensalada, mezcla lechuga romana con un poco de espinaca o col rizada para agregar más antioxidantes.

Continúa leyendo