Lavarse las manos es clave para tu salud

¿Sabes por qué lavarse las manos es clave para tu salud? Te contamos todo lo que debes tener en cuenta.

Las manos son la parte del cuerpo más expuesta y con la que más enfermedades se pueden transmitir.  Estornudamos, tosemos, después estrechamos la mano de alquien, cogemos comida, vamos al baño, manipulamos dinero y alimentos… todos estos actos son mecanismos frecuentes de contagio que podemos evitar con el simple gesto de lavarnos las manos con frecuencia.

 

No es cuestión de lavarse las manos cada vez que toquemos algo, pero sí cuando vayamos a comer o a manipular alimentos y, por supuesto, en el caso de que tengamos algún catarro o gripe.

Está en tus manos: las claves

 

Intenta, cuando vayas a toser o estornudar, en lugar de poner la mano delante de la cara (para evitar rociar a tus acompañantes con las gotitas de saliva o mucosidad), poner la flexura del codo, con esa parte del cuerpo no vas a tocar a nadie y por tanto no vas a transmitir nada.

 

Es importante enseñar a los niños que hay que lavarse bien las manos tras jugar en el parque, volver del colegio, antes de comer... Las enfermedades que se pueden coger no tienen por qué ser graves, pero sí pueden resultar muy molestas y contagiosas.

 

En ocasiones no dispondrás de agua y jabón para lavarte las manos, pero cada vez en más sitios públicos, hay soluciones desinfectantes a base de alcohol, capaces de eliminar la mayoría de los gérmenes y, a falta de ello, basta con el alcohol que hay en cualquier casa y frotarse las manos.

 

El secado también es importante, sobre todo para evitar rojeces y, manos secas y costrosas. Si estás fuera de casa, es mejor que optes por secarte las manos con toallas de papel, según varios estudios, los secadores de manos favorecen ciertos contagios.

 

Por: Dra. Mercedes Samaniego, médico de familia y miembro de Doctoralia

También te puede interesar:

Continúa leyendo