Leche de vaca o de soja, ¿cuál beber?

¿La leche de vaca produce alergias? ¿Es mejor sustituirla por una bebida a base de soja? ¿Cuál de las dos es una opción más sana?

 

Los defensores de la soja afirman que se trata de una bebida igual de nutritiva que la leche de vaca solo que no contiene lactosa ni las proteínas de la leche de vaca, que en muchas ocasiones producen alergias o intolerancias.

 

En cambio, los nutricionistas dejan claro que no es lo mismo una bebida que otra ya que no tienen las mismas propiedades. Además, muchas bebidas de soja tienen azúcares añadidos, por lo que igualan en hidratos a la leche de vaca. ¿En qué se diferencian nutricionalmente ambas bebidas?

 

Bebida de soja

 

Proviene de la planta de la soja por lo que es fuente de proteínas de origen vegetal, que ayudan a equilibrar una alimentación con exceso de proteínas animales.

 

Como punto positivo hay que destacar que es rica en isoflavonas, un antioxidante natural. Sin embargo,  su aporte de calcio es muy reducido y tiene baja disponibilidad de absorción. Tampoco aporta vitaminas A ni D.

 

Muchas bebidas de soja se enriquecen con estas vitaminas para tener un valor nutricional parecido al de la leche.

 

Leche de vaca

 

Es rica en calcio, fósforo, vitaminas A y D y proteínas de alto valor biológico. Salvo en caso de sufrir alergia o intolerancia, los expertos aseguran que no hay razón para excluirla de la dieta.

 

Una de sus principales ventajas es que el calcio de la leche de vaca se absorbe en un 32%, por lo que es un buen alimento para cubrir las necesidades diarias de calcio.

 

La conclusión…

 

Comparando los defectos y virtudes de ambos alimentos, los nutricionistas afirman que la leche de vaca es un alimento más completo y de alta calidad, que no conviene excluir en ninguna etapa de la vida.

 

Por su parte, la bebida de soja es un buen complemento de la dieta diaria, pero no un sustituto de la leche de vaca, salvo en caso de alergia o intolerancia al a lactosa.

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

CONTINÚA LEYENDO