Vídeo de la semana

Los 4 grupos de nutrientes 'antiaging' que deberías conocer (y tomar con más frecuencia)

Anota sus nombres: estos son los nutrientes anti edad más efectivos que puedes encontrar en los alimentos.

Los 4 grupos de nutrientes 'antiaging' que deberías conocer
Pexels

¿Te preocupan los signos de la edad visibles en tu piel? ¿Quieres mantener un rostro más firme y sin arrugas durante más tiempo? ¿O simplemente quieres envejecer de una mejor forma? Además de mantener unos buenos hábitos de vida (protegiéndose del sol a diario, durmiendo bien al menos ocho horas diarias, no fumando ni abusando del alcohol, haciendo ejercicio de forma regular, usando buenos cosméticos…), la alimentación puede ser tu mayor aliada. Y en concreto, algunos nutrientes denominados ‘anti edad’ que tienen la capacidad de neutralizar los efectos de los radicales libres y mejorar nuestro estado de salud (y nuestra apariencia). ¿Quieres conocerlos? Estos son los cuatro grupos de nutrientes 'antiaging' que deberías fichar, según los expertos, (y tomar con más frecuencia):

1. Proteínas de alta calidad: Como bien dice el Dr. Perricone, experto en dietas ‘antienvejecimiento’, para un óptimo funcionamiento orgánico nuestro cuerpo necesita diariamente su ‘ración’ de proteínas de alta calidad biológica. ¿Dónde encontrarlas? Podrás obtenerlas de pescados frescos como el salmón salvaje y de carnes blancas como el pollo de corral o el pavo, pero también de otros alimentos como los huevos, del tofu, del kefir, del yogur natural (sobre todo el yogur griego), de la quinoa, de las legumbres o de frutos secos como las almendras.

2. Hidratos de carbono complejos y fibra: Son aquellos que tienen un bajo contenido glicémico, lo que permite una absorción más lenta y que no provocan una reacción inflamatoria derivada del incremento de los niveles de azúcar en sangre. Además, este tipo de hidratos de carbono aportan antioxidantes, fitonutrientes y fibras, fundamentales para regular la digestión y el tránsito intestinal. ¿Dónde encontrarlos? Destacan las moras, las cebollas rojas y las blancas, las frambuesas, el aceite de oliva, la avena y los limones.

legumbres
Pexels

3. Grasas ‘buenas’ o ácidos grasos esenciales: Conocidos de sobra por sus efectos protectores para el corazón, por su capacidad de disminuir la presión sanguínea y por reducir la formación de coágulos en la sangre, entre otras muchas cosas. Podrás encontrar ácidos grasos esenciales OMEGA-3en pescados azules como el salmón salvaje, en el atún, en la caballa o en las sardinas, además de en los frutos secos (nueces, almendras…), en el aceite de lino o en las semillas de chía, y OMEGA-6 y OMEGA-9 en las semillas de girasol, en los pistachos o en el aceite de oliva virgen extra, por ejemplo.

4. Ácido Alfa Lipoico y Vitaminas antioxidantes: El ácido Alfa lipoico, presente en una amplia variedad de verduras de hoja verde como las espinacas o el brócoli es una sustancia natural generada por el propio organismo y constituye uno de los elementos clave contra el envejecimiento, ya que contribuye a la producción de energía de la célula, protegiéndolas ante la inflamación provocada por los radicales libres. No te olvides tampoco de tomar distintas frutas como las naranjas, las mandarinas, el limón, el pomelo, la piña, la granada o la papaya, que cuentan con unas cantidades interesantes de vitaminas antioxidantes entre las que destaca, principalmente, la vitamina C.

Continúa leyendo