Vídeo de la semana

Los 5 mejores alimentos para combatir la inflamación

¿Sabías que existen algunos alimentos que ayudan a luchar contra la inflamación crónica? Estos son algunos de los más destacados.

alimentos inflamación
Pexels

La inflamación es la respuesta natural y concreta del cuerpo a las infecciones, a las enfermedades y a las lesiones. Es un importante mecanismo de defensa que ayuda a nuestro cuerpo a poder curarse, aportando nutrientes y células inmunes al área afectada.

La inflamación de todo el cuerpo y generalizada, por el contrario, es mucho más dañina que útil. Esta forma crónica de inflamación en los tejidos está asociada con una serie de problemas serios de salud, como la hinchazón dolorosa asociada con la artritis, enfermedades cardíacas y el mayor riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer. Llevar una dieta rica en alimentos antiinflamatorios puede ser útil para prevenir este tipo de problemas en el futuro… ¿Y cuáles son los alimentos que tienen más capacidad para combatir la inflamación? Toma nota de ellos y no te olvides de incluirlos en tu dieta con frecuencia:

Alimentos ricos en omega-3: Una causa frecuente de la inflamación en todo el cuerpo es un desequilibrio en el consumo de ácidos grasos omega-6 y omega-3. La dieta occidental suele incluir hasta 10 veces más ácidos grasos omega-6, que se encuentran en nueces, semillas y aceites vegetales, que omega-3, por lo que es una buena idea incluir más omega-3 antiinflamatorios en la dieta a diario. Algunas fuentes excelentes son los pescados azules como el salmón, el arenque, la caballa, las sardinas, las anchoas y la trucha, además de las semillas de lino y los frutos secos como las nueces. También puedes considerar tomar un suplemento de aceite de pescado, pero asegúrate de elegir uno que contenga omega-3, y no omega-6.

salmón
Pexels

Aceite de oliva virgen extra: El aceite de oliva virgen extra contiene un agente antiinflamatorio natural y puede ser en parte responsable de los bajos niveles de enfermedades cardíacas entre quienes siguen una dieta mediterránea. Úsalo para cocinar en lugar de mantequilla u otro aceite vegetal, como el de girasol, que es mucho más perjudicial.

Alimentos ricos en antioxidantes: Estos incluyen frutas (no cítricos) y verduras. Cuantos más colores comas, mejor; cada color representa la presencia de diferentes fitoquímicos en los alimentos que promueven la salud. Algunas frutas excelentes para comenzar a comer con regularidad son las fresas, los arándanos, las frambuesas, la papaya, el melón, los albaricoques, las cerezas, las ciruelas y la sandía. Algunas verduras ricas en antioxidantes incluyen la col rizada, las espinacas, el brócoli, la coliflor, la calabaza o los pimientos.

Especias: Revisa tu despensa en busca de especias como el jengibre, el ajo, la canela o la cúrcuma. Estos condimentos tienen propiedades antiinflamatorias y curativas, por lo que son una excelente opción para aderezar las comidas sin tener que recurrir a la sal e incluso para hacer tus batidos o ensaladas mucho más sabrosos y completos.

Té verde: El té verde contiene ciertos fitoquímicos que parecen ayudar a combatir la inflamación y preservar las articulaciones sanas por más tiempo. Los estudios disponibles sugieren que se necesitarían de 3 a 4 tazas por día para ver los beneficios, eso sí.

Continúa leyendo