Vídeo de la semana

Los alimentos más buenos para cuidar tu hígado

¿Quieres mantener un hígado sano? Estos son algunos de los alimentos (y las bebidas) que deberías incluir en tu dieta con más frecuencia.

Los alimentos más buenos para cuidar tu hígado
Pexels

¿Sabías que el hígado interviene en más de 500 funciones en el organismo? El hígado es el órgano sólido más grande del cuerpo, que se ocupa, entre otras cosas de las siguientes:

  • Filtra la sangre. Durante este filtrado, el hígado elimina toxinas del torrente sanguíneo, como el alcohol, los productos químicos o las drogas.
  • Procesa la glucosa o azúcar en sangre. El hígado elimina el exceso de azúcar en sangre y puede convertirlo en glucógeno, que es la forma almacenada de glucosa. Si el cuerpo lo necesita, puede convertir ese glucógeno nuevamente en glucosa.
  • Produce bilis, que ayuda a la digestión.
  • Almacena vitaminas y minerales, incluidas las vitaminas A, D y E y los minerales hierro y cobre.

Dado que el hígado es un órgano tan importante, tiene sentido tomar alimentos que lo mantengan sano y evitar alimentos o bebidas que impidan su capacidad para funcionar correctamente. ¿Cómo mantenerlo saludable? Estos son los mejores alimentos y bebidas para el hígado:

Café: ¿Necesitas una excusa para beber café? Aquí la tienes. El café puede reducir el riesgo de sufrir enfermedad hepática crónica, cirrosis e incluso cáncer de hígado. Diversos estudios sugieren que el café ayuda al hígado al bloquear la producción de grasa y colágeno, que son dos indicaciones comunes de estas enfermedades. Además, el café tiene un antioxidante llamado glutatión que combate el envejecimiento a causa de los radicales libres. Eso sí, consúmelo sin azúcar y sin crema.

Bayas: Arándanos, moras, fresas, frambuesas... todas las bayas pueden mejorar la salud de tu hígado. Esto se debe a que están llenos de antioxidantes, que incluyen vitamina C, y a su alto contenido en agua. Las bayas también tienen polifenoles, que son antioxidantes que pueden combatir diversas enfermedades.

bayas
Pexels

Pescado azul: Los pescados azules o grasos suelen tener un alto contenido de un tipo de grasa "buena": los ácidos grasos omega-3. Estas son mejores para el hígado que otros tipos de grasas, como las grasas saturadas. Los ácidos grasos omega-3 también pueden ayudar a reducir los triglicéridos, un tipo de grasa en el cuerpo que puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. ¿Los mejores pescados azules? El salmón, el atún, las sardinas, las anchoas, los arenques o las truchas.

Agua: No es ningún secreto que beber agua es buena para muchos órganos del cuerpo, pero sobre todo es importante para el hígado. Esto es porque si no bebes la suficiente, podrías deshidratarte, y la deshidratación afecta principalmente a las funciones del hígado. El agua también ayuda al cuerpo a digerir los alimentos más fácilmente y eso ayuda al hígado a hacer su trabajo.

Vegetales crucíferos: Las verduras crucíferas incluyen el brócoli, las coles de Bruselas, el repollo, los nabos, el kale o la coliflor. Estos tipos de vegetales son buenos para el hígado porque tienen una gran cantidad de fibra, que puede ayudar con la digestión, además de otros compuestos que podrían ayudar a retrasar el desarrollo del cáncer de hígado, según una revisión de 2016 en la revista Nutrients.

También te puede interesar:

Continúa leyendo