Los beneficios de estar en silencio

Estudios científicos demuestran que es bueno para tu salud.  

Todas sabemos que, de vez en cuando, un ratito de silencio y de no escuchar nada más que el sonido ambiente es tan necesario como agradable. Sin embargo, lo que quizás desconocíamos es que sus beneficios están probados científicamente. El ruido superior a 30 decibelios puede suponer un problema para la hipertensión arterial, la ansiedad y el estrés.

 

De hecho, el excesivo ruido es el componente principal del estrés que sufrimos día a día y que acaba por agotar nuestras pilas. En este sentido, el silencio mejora y reduce la presión sanguínea, lo que te permitirá rendir de la mejor manera, estando más tranquilo y afrontando el caos diario con más calma. En la misma línea cabe destacar que también mejora los problemas cardiológicos. 

 

Lo que a lo mejor no sabías es que gozar de determinados espacios de silencio a lo largo del día mejora nuestro sistema inmune, lo que nos permitirá darle vitalidad a nuestras defensas, evitando caer enfermos a las primeras de cambio.

 

En la vertiente psicológica, estar en silencio ayuda a hacer más fuertes nuestras funciones cognitivas y a mejorar nuestra atención, sin ningún ruido que la perturbe ni distorsione. Pero sin lugar a dudas hay un beneficio que nos encanta del silencio, es que nos hace sentir más jóvenes por dentro y por fuera. De este modo, ya sabes, intenta sacar tiempo todos los días para disfrutar de una práctica más importante de lo que parece a simple vista.

Continúa leyendo