Los beneficios de tener sexo con los calcetines puestos

Mantener relaciones sexuales con los calcetines puestos puede hacer que sean más placenteras.

Sí, has leído bien, no nos hemos vuelto locas. Si eres de las que rechaza la sola idea de meterse en la cama a dar rienda a la pasión con alguien en calcetines, quizá debas cambiar de opinión…

Un estudio realizado por la Universidad de Groningen (Holanda), puso de manifiesto que tener relaciones sexuales con los calcetines puestos hace que sea más fácil llegar al orgasmo. En concreto, el estudio determinó que el 80 % de los participantes llegaba al orgasmo al practicar sexo con los calcetines puestos, sin embargo, al hacerlo sin ellos, solo el 50 % alcanzaba el clímax.

¿Por qué? Al tener los pies calientes y no sentir frío en las extremidades, mantenemos la regulación de la temperatura corporal y la correcta circulación sanguínea actúa y facilita la estimulación del clítoris y los genitales masculinos. Además, al “estar calentitos” nos sentimos más cómodos y dispuestos a pasarlo bien.

También para dormir

Además, la misma investigación reveló que dormir con calcetines facilita un sueño más rápido y placentero, ya que tener los pies calientes hace que se dilaten los vasos sanguíneos, que el calor se extienda por todo el cuerpo y eso facilita el quedarnos dormidos más rápido.

Eso sí, no debemos irnos a la cama con los calcetines usados de todo día: lo apropiado es acostarse con los calcetines limpios, que no sean muy gordos y que no aprieten.

También te puede interesar:

Continúa leyendo