Los dos tipos de fibra que deberías conocer (y donde encontrar cada uno)

¿Sabías que hay dos tipos de fibra distintos? Te contamos dónde encontrar cada uno y qué puede hacer por tu salud.

¿Consumes suficiente fibra en tu día a día? Este compuesto tiene múltiples beneficios para la salud, y no siempre se toma la cantidad recomendada. Las mujeres necesitan tomar 25 gramos de fibra por día y los hombres, 38 gramos por día, o lo que es lo mismo, unos 14 gramos por cada 1000 calorías que se consumen. La fibra es un componente natural de los alimentos de origen vegetal. Es un tipo de compuesto de los carbohidratos que no se puede digerir ni absorber, y que por ello ayuda a ralentizar la absorción del azúcar, por ejemplo. Pero la fibra tiene muchos más beneficios para la salud, siendo estos algunos de los más importantes:

  • Mejora de la regularidad intestinal. Una dieta baja en fibra puede provocar estreñimiento, que puede volverse crónico. Comer suficiente fibra de manera regular promueve la regularidad intestinal.
  • Mantenimiento estable de los niveles de glucosa en sangre. Una comida rica en fibra ralentiza la digestión de los alimentos, lo que ralentiza el aumento relacionado del azúcar en la sangre. Especialmente si estás tomando una comida rica en carbohidratos simples como el azúcar, agregar un alimento rico en fibra reduce las posibilidades de tener un pico de azúcar en la sangre y una caída posterior a medida que la comida se descompone en su cuerpo. Controlar el nivel de azúcar en la sangre es especialmente importante para las personas con diabetes.
  • Saciedad. Debido a que la fibra ralentiza el tiempo de digestión de los alimentos, esto puede promover una sensación de saciedad por más tiempo, lo cual es excelente si se está tratando de controlar o bajar de peso.
  • Reducción del riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Una dieta alta en fibra se asocia con mejores niveles de lípidos en sangre. La fibra soluble ayuda a reducir el colesterol LDL, lo que reduce mucho el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.
  • Reducción del riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer. Diversos estudios han demostrado que una dieta alta en fibra reduce el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluido el cáncer colorrectal y de mama.
tipos de fibra
iStock

Dos tipos de fibra

Pero ahora vamos a lo importante… ¿sabías que hay dos tipos de fibra? Es importante mantener un equilibrio entre ambas. ¡Estas son sus diferencias!

Fibra soluble: La fibra soluble se disuelve en agua y retrasa la digestión. También puede ayudar a reducir los niveles de colesterol "malo" y regular los niveles de glucosa en la sangre. Las manzanas, las legumbres, las coles de Bruselas, el aguacate, las peras y las lentejas son solo algunos alimentos ricos en fibra soluble.

Fibra insoluble: La fibra insoluble no se disuelve en agua; más bien, atrae agua hacia el colon para producir heces más blandas. La fibra insoluble aumenta el volumen de las heces, lo que puede ayudar a que los desechos de alimentos pasen de manera más eficiente por el cuerpo. También puede ayudar a promover la regularidad intestinal. Los cereales integrales, el salvado de avena, las verduras, las nueces y las legumbres son buenas fuentes de fibra insoluble.

Continúa leyendo