Los 10 mandamientos para perder peso de forma definitiva (y no recuperarlo)

No existe una solución “única” para perder peso de forma permanente, pero estos trucos te ayudarán a lograr tu objetivo de una forma más fácil.

No existe una solución “única” para perder peso de forma permanente. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra, ya que los cuerpos responden de manera diferente a diferentes alimentos, dependiendo de la genética y otros factores de salud. Encontrar el método de pérdida de peso adecuado y perfecto para ti probablemente te llevará tiempo y requerirá paciencia, compromiso y algo de experimentación con diferentes alimentos y dietas, pero si es cierto que hay un par de trucos - a los que llamaremos mandamientos- que funcionan, sí o sí, y que te ayudarán a lograr tu objetivo de forma más fácil. ¡Estos son!

Reduce las calorías: Perder peso se reduce a una simple ecuación: si comes menos calorías de las que quemas, pierdes peso. Eso sí, no todas las calorías son iguales. Comer 100 calorías en chuches puede tener un efecto diferente en tu cuerpo que comer 100 calorías en brócoli.

Reduce los carbohidratos: Una forma diferente de ver la pérdida de peso identifica el problema no en consumir demasiadas calorías, sino más bien en la forma en que el cuerpo acumula grasa después de consumir carbohidratos como la pasta, el pan o los cereales. 

Reduce las grasas: Pero las malas. Las grasas saludables o "buenas" como las que se  encuentran en el pescado azul, el aguacate o las nueces pueden ayudar a controlar tu peso, así como a controlar tu estado de ánimo y combatir la fatiga. Las que tienes que evitar son las saturadas: las de chuches, fritos y otros productos industriales.

Controla el hambre emocional: No siempre comemos simplemente para satisfacer el hambre. Con demasiada frecuencia, recurrimos a la comida cuando estamos estresados o ansiosos, lo que puede arruinar cualquier dieta y aumentar de peso.

dieta
iStock

Manténte motivada: La pérdida de peso permanente requiere realizar cambios saludables en tu estilo de vida. Para mantenerte motivada, establece metas, conoce gente con tus mismos hábitos, utiliza herramientas para realizar un seguimiento de tu progreso…

Menos azúcar: la mayoría de nosotros consumimos cantidades poco saludables de azúcar. El azúcar está escondido en alimentos tan diversos como sopas y verduras enlatadas, salsas, margarinas y muchos alimentos bajos en grasas.

Frutas y vegetales: Los alimentos con alto contenido de fibra, como frutas, verduras, frijoles y cereales integrales, tienen un mayor volumen y tardan más en digerirse, lo que hace que se llenen y sean excelentes para perder peso.

Tu entorno alimentario: Hazte cargo de tu entorno alimentario: cuándo comes, cuánto comes y qué alimentos tienes disponibles. Prepara tus comidas en casa, controla las porciones…

Haz ejercicio: El ejercicio puede aumentar tu metabolismo y mejorar tu pronóstico, y es algo de lo que siempre puedes beneficiarte. Sal a caminar, estírate y muévete y tendrás más energía y motivación.

Mantén el peso: Mantente físicamente activo, lleva un registro de alimentos, desayuna todos los días, consume más fibra y menos grasas y revisa la báscula con regularidad. Así podrás mantenerte en tu peso ideal.

Continúa leyendo