Los mejores alimentos para estimular el cerebro

El cerebro, al igual que el resto de nuestro organismo, necesita de alimentos nutritivos y saludables para funcionar correctamente. Pero ¿sabías que existen algunos alimentos que pueden ser de muchísima ayuda a la hora de estimular el cerebro y mejorar la concentración a lo largo del día?

La alimentación que seguimos cada día, y los alimentos que comemos diariamente, no solo tienden a tener un impacto importantísimo en nuestro cuerpo. También lo tienen tanto en la estructura y en la propia salud de nuestro cerebro.

Por este motivo, optar por una dieta nutritiva que estimule el cerebro puede ayudar a favorecer la función cerebral no solo a corto sino también a largo plazo. Y lo que es aún mejor: muchos de estos alimentos se caracterizan por ser altamente saludables, por lo que estaremos enriqueciendo y reforzando nuestra alimentación al máximo.

El cerebro es un órgano que consume una gran cantidad de energía. Nunca para, y usa alrededor del 20 por ciento de las calorías de nuestro cuerpo. Esto significa que es imprescindible proporcionarle una buena cantidad de combustible como forma de estimular sus funciones y, por ejemplo, mantener la concentración a lo largo de todo el día.

Pero, ¿sabías que el cerebro también necesita ciertos nutrientes para poder mantenerse lo más saludable posible? En el caso de los ácidos omega-3, por ejemplo, son de muchísima ayuda a la hora de construir y reparar las diferentes células del cerebro.

Mientras que los antioxidantes, como de buen seguro sabrás, son capaces de reducir el estrés oxidativo y la inflamación, tan relacionados con los trastornos neurodegenerativos (como la enfermedad de Alzheimer), y, finalmente, con el propio envejecimiento cerebral.

Nueces y otros frutos secos

Comer nueces y otros frutos secos, además de semillas, puede ser realmente positivo para nuestro cerebro, ya que contienen cantidades interesantes de antioxidantes y de ácidos grasos omega-3.

Un estudio publicado en el año 2014 encontró que una mayor ingesta de nueces en la dieta ayudaba a disfrutar de una mejor función cerebral en la vejez.

Y la mayoría de los frutos secos, como las nueces, los cacahuetes o las almendras, también son fuentes excelentes de vitamina E, un nutriente con cualidades altamente antioxidantes que protegen las células cerebrales del estrés oxidativo causado por los radicales libres.

Debemos tener en cuenta que, a medida que vamos envejeciendo, nuestro cerebro está más expuesto al estrés oxidativo, por lo que un consumo regular de alimentos con alto contenido en vitamina E puede ayudar a la salud cerebral en la vejez.

Pescado azul

El pescado azul es, junto con las nueces, otro de los alimentos más conocidos a la hora de proporcionar al cerebro los diferentes nutrientes que necesita para su correcto y adecuado funcionamiento. Y es que es una fuente excelente de ácidos grasos omega-3.

Los omega-3 son de mucha utilidad para construir membranas alrededor de cada célula corporal, incluyendo las del cerebro. De ahí que puedan ayudar a mejorar la estructura de las neuronas.

De hecho, un estudio publicado en el año 2017 encontró que aquellas personas que tenían niveles elevados de omega-3 presentaban un mayor flujo sanguíneo en el cerebro. Y los científicos, además, identificaron una conexión entre los niveles de estos ácidos grasos y una mejor cognición.

Entre los pescados azules con mayor contenido en omega-3, destacan principalmente el salmón, caballa, atún, arenque y las sardinas.

Huevos

Los mejores alimentos para reforzar el cerebro
Foto: Istock

Un estudio publicado en 2010 sugirió que algunas vitaminas del complejo B, entre las que se encuentran la vitamina B6, la vitamina B12 y el ácido fólico (o vitamina B9), podrían ayudar a prevenir el encogimiento del cerebro, retrasando con ello el deterioro cognitivo.

Precisamente, los huevos son una fuente excelente de estas vitaminas, por lo que son ideales consumirlos diariamente. Además, son muy ricos en proteínas de alto valor biológico.

Cereales integrales

Los cereales integrales son ricos en vitamina E, que, como ya hemos visto, es una vitamina esencialmente importante para la salud del cerebro, gracias a sus cualidades antioxidantes.

Destacan especialmente alimentos integrales como el arroz integral, avena, cebada, panes de grano entero y pasta integral. En este sentido, no hay duda que lo ideal es sustituir harinas y cereales refinados por su versión integral.

Aguacates

Los aguacates son una fuente muy interesante de grasas insaturadas saludables, que también proporcionan beneficios interesantes al cerebro. 

De hecho, el consumo de grasas monoinsaturadas puede ayudar a reducir la presión arterial. Y como han demostrado distintos estudios, la hipertensión arterial puede estar relacionado con el deterioro cognitivo. 

Eso sí, también podemos mencionar otras fuentes de grasas insaturadas igualmente saludables, como es el caso de las nueces, almendras, cacahuetes, anacardos, semillas de lino, chía y aceites vegetales como el aceite de girasol y el aceite de soja.

Plátano

Rico en magnesio, se trata de un nutriente esencial para la transmisión de los impulsos nerviosos, además de ser una fuente muy interesante de vitamina B6 (un único plátano es capaz de cubrir prácticamente una cuarta parte de la ingesta nutricional recomendada).

Es más, se ha demostrado que esta vitamina se encuentra involucrada tanto en la asimilación como en el uso del magnesio en el interior de las células, además de ser importante en el metabolismo de los aminoácidos y en el funcionamiento del sistema nervioso.

Eso sí, si no te gustan los plátanos, puedes optar por considerar los frutos secos en general o algunas frutas secas, como las ciruelas pasas.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo