Vídeo de la semana

Los mejores consejos para empezar una dieta vegana de la forma más fácil posible

¿Cómo hacer más fácil la transición a una dieta vegana? Aquí tienes algunos consejos y trucos para que el cambio te sea mucho más llevadero.

dieta vegana
iStock

Si estás tratando de llevar una dieta más saludable, es probable que tu objetivo sea consumir más frutas y verduras. También es posible que hayas pensado en hacer la transición a una dieta vegana, pero que sientas que te va a resultar difícil renunciar a las hamburguesas, a los huevos, a la leche y a otros muchos otros productos de origen animal. ¿Aun así quieres intentarlo? Aquí tienes seis consejos que podrían ayudarte a iniciar una dieta vegana.

Aprende lo que realmente es ser vegano. Seguir una dieta vegana significa eliminar todos los productos animales de tu dieta. Eso significa abstenerse de lácteos, huevos, pescado, carne o aves. Muchas veces la gente piensa que este será el mayor desafío… Pero en realidad, se trata principalmente de encontrar fuentes alternativas de proteínas y eliminar los productos lácteos. En lugar de tomar leche de vaca, opta por la leche de avena, de almendras, de soja o de coco.

Empieza despacio: Si está interesada en seguir una dieta vegana, puede ser beneficioso para ti comenzar lentamente. Empieza incorporando un lunes sin carne a su rutina habitual, durante un par de semanas y luego prueba una dieta flexitariana, que se base en plantas pero permita comer productos de origen animal, como carne, pollo o pescado, en ocasiones. Después, haz el cambio.

dieta vegana
Pexels

Presta atención a las proteínas: Cambiar a una dieta vegana podría causar una caída acusada en la ingesta de proteínas si no reemplazas adecuadamente la proteína animal con fuentes de proteína de origen vegetal. Puedes encontrarla en las judías, garbanzos, guisantes, lentejas, granos integrales y verduras.

Toma algunos suplementos: Hazte la idea cuanto antes: es más que probable que debas consumir en más de una ocasión suplementos y alimentos fortificados para satisfacer todas tus necesidades nutricionales en una dieta vegana completa, como la vitamina B12, que solo se obtiene de alimentos de origen animal. También vitamina D o zinc.

No pases por alto la importancia de la variedad. Con todos los patrones de alimentación, la variedad es clave para mantener el compromiso, disfrutar de las comidas y optimizar la salud. Es más fácil ceñirse a una forma de comer si tienes una amplia selección de alimentos deliciosos y saludables que disfrutas. La incorporación de una variedad de alimentos de diferentes colores y sabores también proporciona una mezcla de nutrientes y polifenoles que se relacionan con una buena salud y función inmunológica. Los alimentos ricos en flavonoides incluyen, por ejemplo, el cacao, las frutas, la soja o el té.

Recuerda que vegano no es igual a saludable. Una dieta "vegana" no la hace ni buena ni mala. Una dieta vegana puede consistir enteramente en refrescos y algodón de azúcar... Al igual que con cualquier dieta, es importante que te asegures de que tu régimen de alimentación sea equilibrado y variado, y de tomar buenas decisiones en cuanto a qué alimentos veganos consumes. Como cualquier dieta, incluso si se basa estrictamente en plantas, las cuestiones de equilibrio, variedad y elección de alimentos siguen siendo cruciales.

Continúa leyendo

#}