¡Toma nota! Estos son los mejores pescados sin espinas que puedes comprar

¿Cansada de encontrarte espinas en tus platos de pescado? Apuesta por estas piezas limpias.

Si no consumes demasiado pescado en tu dieta, es probable que una de las razones por la que no lo hagas esté oculta, literalmente, en su carne. Hablamos de las incómodas espinas, parte del esqueleto (generalmente las aletas y las costillas) que se ven en las piezas frescas de pescado, que a veces son difíciles de quitar y que hacen que consumir este tipo de alimento pueda llegar a ser una tarea lenta y molesta (especialmente para niños o para personas mayores) por el riesgo que puede suponer tragarse una de ellas y atragantarse.

Por suerte, existen muchas variedades de pescado que por su forma y jugosidad, presentan menos espinas. En el caso de que las tengan, son más fáciles de limpiar y de quitar, incluso en casa, ya que se suelen consumir fileteados y muy finos. ¿Interesada en conocer los mejores pescados sin espinas que puedes comprar en el supermercado? ¡Toma nota!

Gallo: Este suave pescado que suele gustar mucho a los niños se filetea muy fácilmente al tener una forma plana y una carne que se desmenuza rápido: puedes pedir a tu pescado que deje limpios los lomos, o comprarlos directamente congelados. Así, solo tendrás que empanarlos y freírlos en casa sin preocuparte por nada más.

Lenguado: Muy similar al gallo y de sabor suave, el lenguado es un pescado blanco que apenas tiene grasas y proteínas (aunque las que contiene son de un alto valor biológico). Presenta espinas a ambos costados, pero son muy fáciles de retirar incluso en casa.

pescado
Pexels

Bacalao: Si quieres disfrutar del bacalao sin preocuparte por las espinas, apuesta por la llamada suprema, un corte central del pescado que se realiza, precisamente, para evitarlas. Una pieza de carne limpia jugosa que ya sea fresca o salada, te conquistará.

Fletán: También conocido como Halibut o pez mantequilla, el fletán es un pescado muy económico que sólo presenta una gran espina dorsal, por lo que se separa sin esfuerzo de la carne y no deja rastro. Es un pescado con un bajo contenido en grasa y con muchas vitaminas, que gustará a todo el mundo.

Merluza: Los lomos y la cola de este popular pescado blanco tienen muy pocas espinas. Aunque puedes cocinar su carne en medallones -o directamente preparar los lomos-, hacerla en filetes suele ser la opción más cómoda. También puedes comprar las piezas de merluza directamente congeladas, que ya vienen totalmente limpias.

Continúa leyendo