Los mil usos del árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es apreciado, sobre todo, por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas, y por eso sus usos son tan amplios.

El aceite esencial de árbol de té se extrae de las hojas del arbusto ‘Melaleuca alternifolia’, de origen australiano. Es apreciado, sobre todo, por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas; por eso su radio de acción es tan amplio, y lo podemos encontrar también como ingrediente en productos cosméticos como jabones y champús. Éstos son sus usos más eficaces como remedio natural.

 

Contra los hongos

 

Su poder antifúngico se ha demostrado para el pie de atleta o los hongos de las uñas. Para este último caso, “llena una jeringuilla con un poco de líquido e intenta meterlo en la uña. Tápalo con un algodón y déjalo actuar toda la noche. Repítelo todos los días hasta que remita”, dice Roberto San Antonio-Abad, Presidente de la Asociación de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales.

 

¿Acné? ¡Secado rápido!

 

Impregna una gotita de aceite esencial en un algodón, frótalo sobre el granito y déjalo actuar unos 3 minutos. El aceite lo secará, y remitirá. Lo mismo ocurre con las calenturas. ¡Ojo! El aceite podría irritarte la piel: si es en una zona cercana a las mucosas, diluye unas gotas en aloe vera primero.

 

Piojos y pulgas, elimínalos

 

Una de sus virtudes más valoradas es la de matar a los piojos (en los niños) y las pulgas (de perros y gatos). “En el champú normal, vierte 10 gotas, aplícalo y déjalo actuar mientras lavas el resto del cuerpo. Mata los piojos automáticamente -sostiene el terapeuta natural-, aunque no las liendres". Y para prevenir, cuando empiecen las alarmas, mezcla unas gotas con una colonia suave (su olor es muy fuerte), vierte una gota en medio de la cabeza y extiende otra detrás de cada oreja. Los mantendrá lejos.

 

Remedios 'exprés'?

 

• Como repelente de mosquitos, "ponte una gota detrás de las orejas y en las muñecas", dice el experto. Y si ya te han picado, "frota un algodón con una gotita sobre el bulto. Aliviará el escozor".

 

• Para acabar con la caspa, "echa 10 o 15 gotas en tu champú normal". 

 

• Para curar pequeños cortes o quemaduras, diluye unas gotitas en aloe vera y aplícatelo.

 

• Para calmar la piel tras la depilación, "usa una crema hidratante con 3 gotitas, y se recuperará antes", dice San Antonio-Abad.

 

Desodorante para tus pies

 

Ana Campillo, autora del blog Organicus, sugiere: en un bote de cristal, mezcla 50 g de arcilla blanca y 10 gotas de esencia de árbol de té. Espolvoreado sobre tus pies o tus zapatos controlará la sudoración y el olor, "que suele estar provocado por bacterias que proliferan con la humedad", explica.

 

Precauciones

 

La Agencia Europea de Medicamentos no recomienda su uso en menores de 12 años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. ¡Y nunca por vía oral! Se usa solo como remedio tópico.

Continúa leyendo