Vídeo de la semana

Los momentos más preciados de las españolas

¿Cuáles son los momentos más preciados de las españolas? Según un estudio la familia y los amigos están presentes en muchos de ellos.

Así lo asegura un estudio realizado por la firma de Joyería PANDORA y la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad frente al Cáncer, dentro de la Campaña “Cada momento es un regalo”, cuyo objetivo es ofrecer un mensaje de esperanza a todas las mujeres y concienciarlas sobre la necesidad de realizar controles preventivos de la enfermedad, impulsando las dos grandes herramientas que tenemos frente al cáncer: la investigación y la prevención. Así como desmitificar la enfermedad y eliminar el estigma que aún existe a su alrededor.

Según el (29%) de las 1.000 mujeres encuestadas, el momento preferido es estar con la familia y los amigos, porque “los momentos más sencillos y cotidianos, y la vida misma, son lo más preciado”. Ser madre es el segundo, y fue elegido por el 28 % de las mujeres: “Especialmente cuando ven por vez primera a sus hijos desde el paritorio y también cuando se levantan cada mañana”.


Para el 19%, son diversos los momentos que les hacen sentirse bien, múltiples situaciones del día a día de sus vidas porque, como afirman, “vivimos tan deprisa que no apreciamos nada”. Para ellas es importante “levantarse cada mañana, vivir cada instante como si fuera único, recibir tiempo de una persona que quieres. O cosas tan simples para muchos, como hacer churros con sus hijos, o ese mensaje de tu mejor amiga que llega en el momento adecuado”.

Los buenos momentos que surgen frente a la enfermedad, especialmente frente al cáncer, el que viven o han vivido las encuestadas o algún familiar o amigo, conforman la tercera gran categoría del estudio. Así, el 26 % de ellas ha mostrado su emoción ante la verdad que provoca la enfermedad. Testimonios como el de A.J.A., de Sevilla, enfermera de profesión, cuyo mejor regalo fue “ver levantado de la cama a un paciente de 11 años que llevaba semanas postrado”. O la sonrisa de una madre “a la que le daban una semana de vida y pasó 13 años más a su lado”, como cuenta R.G., de Almería.

“Vivimos de manera acelerada, pensando siempre en lo siguiente, lo que nos impide vivir y disfrutar el presente -comenta Mercedes Guenun, directora ejecutiva de PANDORA- por ello, el objetivo del Estudio es destacar la importancia de vivir ese presente y disfrutar intensamente esos pequeños espacios de felicidad que se producen incluso en la adversidad y que nos ayudan a seguir adelante”.


Por su parte, Sandra Ibarra destaca la importancia de esos momentos especiales: "Porque hay vida durante el cáncer. Y mucha. Cuando te ponen una fecha en la agenda de tu vida es cuando más se llena de cosas por hacer, gente a la que querer o sitios a los que viajar. No buscamos solo que se trate a pacientes con cáncer, sino recordar a todos que no hace falta vivir una adversidad para tomar conciencia de que somos unos privilegiados por tener salud. Que la vida es un regalo, y que merece la pena ser disfrutada intensamente. Cada día es una pequeña vida. Es la vida”.


Continúa leyendo