Los peligros de la burundanga

La droga que anula tu voluntad y tu memoria.

La escopolamina, más conocida como Burundanga, es una de las drogas más peligrosas que existen. Su capacidad para hacernos olvidar, ha hecho que se convierta en la sustancia más temida por jóvenes y adultos, ya que, al ser consumida, hace que entremos en un estado de sumisión que es aprovechado sobre todo por abusadores y agresores de tipo sexual.

Una droga letal para la voluntad y la memoria, que puede ser administrada en alimentos, bebidas e incluso por inhalación. La “inconsciencia” temporal que produce esta droga, hace que incluso los ladrones hayan decidido empezar a aplicar esta técnica para dejar fuera de juego a sus víctimas y poder llevar a cabo con éxito sus fechorías.  

La burundanga, es una droga que actúa con mucha rapidez gracias a su alto poder de metabolizante. Por ello, si sospechamos que hemos ingerido esta sustancia de manera involuntaria, debemos actuar con rapidez antes de que los efectos de la droga empiecen a cobrar efecto. Además, uno de los grandes peligros de esta droga, es que apenas deja rastro en el cuerpo una vez consumida, por lo que las pruebas que puedan demostrar que hemos sido drogados se eliminan casi al 100% con rapidez


A pesar del peligro que supone esta terrible droga, y a pesar de que ya se han confirmado casos, lo curioso, es que en España, el consumo de escopolamina, no está prohibido. Por ello, y aunque su uso no esté tan extendido como el de otras sustancias nocivas, sí que podemos -y debemos- tomar precauciones para intentar evitar ser drogados con burundanga. No perder de vista nuestras bebidas cuando salgamos a tomar una copa, o ser cautos cuando se nos acerque algún desconocido con algún comportamiento extraño, pueden ser trucos eficaces.

 

Continúa leyendo