Los peligros del atún congelado y en lata

Un estudio reciente ha encontrado variedades de esta especie mal etiquetadas. Además, las conservas contienen mercurio, por lo que no debe sobrepasarse la cantidad recomendada, dos latas por semana.

Es uno de los pescados más consumidos debido a su sabor, su versatilidad y sus mangíficas propiedades nutricionales. Sin embargo, no todo es oro lo que reluce. Hay dos peligros del atún congelado y en lata que has de tener en cuenta. No te pongas a fibrilar, porque la cosa tampoco es grave, aunque conviene tenerla en cuenta. Uno de los peros que tenemos que ponerle es el mal etiquetado y otro la presencia de mercurio.

En cuanto al primero de los peligros del atún se refiere al congelado. Un estudio realizado por la Universidad de Oviedo concluye que un 5,2% de las 401 muestras de cuatro tipos de pescado congelado tienen un etiquetado incorrecto, en el que se indica una especie que no se corresponde con la que vamos a consumir. Vamos, que pueden darte gato por liebre. Al margen de los detalles puramente nutricionales, conlleva un riesgo para la fauna marina porque revela el uso de especies en peligro de extinción o no reguladas procedentes de los caladeros africanos. No sucede sólo con el atún, también se ha encontrado este fraude en la merluza, la anchoa y la bacaladilla.

peligros atun congelado
iStock.

El segundo de los peligros del atún se refiere a las latas. Sabemos que este producto es muy habitual en la cesta de la compra, porque resulta cómodo y de mucha utilidad para preparar diferentes recetas, ya sea para añadirlo a las ensaladas, para hacer salsas o preparar empanadillas. De hecho es la conserva más consumida por los españoles según un reciente estudio de la marca Rianxeira. El problema está en que no debemos pasarnos con el consumo.

Aunque tiene muchísimas propiedades, entre ellas su aporte de vitaminas, A, D, B3 y B12 y su alto contenido en Omega 3, que ayuda a recudir el colesterol, también hay peros. El mayor es el mercurio, una sustancia que puede ser nociva para la salud. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un informe y ha encontrado que hay 0,00046 mg de mercurio por cada gramo de atún. Atendiendo a la cantidad tolerable para la salud marcada por los profesionales, el consumo semanal de este tipo de alimento no debería ser superior a 2 latas por semana. Claro que todo depende del peso de la persona, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria establece que la cantidad máxima a la semana es de 1,3 microgramos por cada kilogramo que pesemos. Si no quieres ponerte a calcular, mantén la cifra en un par.

Así pues, cuando vayas a la compra o a elaborar el menú diario toma nota de esta recomendación. Pero, ¿cuál es el mejor atún enlatado? Se aconseja elegir el natural o con aceite de oliva. La primera opción, por la ausencia de grasas y su bajo contenido calórico. Es sin duda la preferida por deportistas y por todos aquellos que estén a dieta o quieran controlar su peso. En cuanto a las conservas con aceite de oliva, al ser una grasa monoinsaturada tiene muchos beneficios para el organismo. Otra de las cosas a tener en cuenta es la cantidad de sal, es mejor comprar las variedades bajas en sodio.

Continúa leyendo