Vídeo de la semana

Los problemas digestivos más comunes en Navidad

Te contamos cuáles son los problemas gastrointestinales más frecuentes en estas fechas y te damos pautas para evitarlos.

La Navidad es la época de los excesos por excelencia. Reuniones con amigos, reencuentros familiares y cenas de empresa tienen una cosa en común: mucha comida. Cuando suceden tantos cambios en tan poco tiempo, nuestro intestino puede sufrir las consecuencias. Se estima que 7 de cada 10 españoles sufre algún problema gastrointestinal en estas fechas, según alerta la farmacia online Dosfarma. Un problema al que se le suma el aumento de peso, que suele ser de 3 kilos de media.

Ardor de estómago, indigestión, gases... Es muy probable que vayas a sufrir estos problemas estomacales durante la Navidad. ¿La buena noticia? Se puede evitar. A continuación, te contamos cuáles son estos problemas de los que te hablamos y te damos soluciones. 

Ardor y acidez de estómago

Se produce debido a un exceso de ácido en el estómago. Cuando comemos demasiado, el estómago se ve obligado a trabajar más de la cuenta y produce más ácido. Este problema es todavía más molesto si los ácidos llegan al esófago, algo que suele ocurrir con frecuencia. Estas molestias son más habituales entre personas con sobrepeso y embarazadas. Aquí tienes algunas soluciones para aliviarla.

Reflujo

Se trata de un problema vinculado a la acidez y el ardor. Tras una comida abundante, es posible que tengas un sabor agrio en la boca, una sensación similar a como si la comida volviese desde el estómago. Suele ser algo puntual, pero si se convierte en frecuente (dos veces por semana o más), es conveniente visitar al médico. 

 Gases

Sucede porque hablamos mientras comemos y bebemos, lo que implica tragar mucho aire. Ese exceso de aire se acumula en el esófago y tiene que salir a través de los eructos. La acidez también se vincula a la necesidad de eructar. Hay ciertos alimentos que también se asocian a la producción de gases, como las judías, el repollo o las bebidas gaseosas.

Indigestión

Los síntomas de la indigestión son molestias en la parte superior del abdomen y la sensación constante de tener el estómago lleno, incluso aunque no hayamos comido demasiado. Este problema también suele acompañarse de acidez y reflujo.

Empachos

Los empachos son muy habituales en las fechas Navideñas ya que solemos comer más de lo que nuestro estómago puede procesar en condiciones normales. Lo suelen provocar, además, los alimentos con mucha grasa, las carnes, frituras, dulces, el alcohol y las bebidas gaseosas, que no suelen faltar en las mesas durante esos días. Los síntomas van desde dolor estomacal, acidez, gases, estreñimiento, diarrea, vientre hinchado, falta de apetito e incluso vómitos.

Diarrea

Se trata de otro problema típico de estas fechas, normalmente es debido a las intoxicaciones alimentarias y a los cambios bruscos en la alimentación. Deberemos reponer líquidos y sales minerales bebiendo agua y zumos y recurrir a los medicamentos antidiarreicos que nos recete nuestro médico.

Ahora vamos a lo importante: cómo evitarlos. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a prevenir estas molestias.

  • Come lento y mastica bien.
  • Disminuye la cantidad de comida en el plato.
  • No cenes muy tarde.
  • Evita hablar mucho mientras comes, en la medida de lo posible.
  • Evita alimentos picantes o con mucha grasa.
  • Viste con ropa holgada.
  • Camina un poco después de las comidas.
  • Si es necesario, toma una infusión digestiva.

Continúa leyendo