Los productos imperdibles de la nevera en primavera

La primavera, el paladar altera con la llegada de estos productos de temporada imperdibles

Está tan rico el fresón que nos dejamos engañar, y en febrero estamos todos como locos comprándolo a precio de oro y con un sabor que se queda bien lejos del fresón cuando está en su mejor momento. Y como este ejemplo, muchos más, sobre todo con las frutas y las verduras, que son los productos de temporada por excelencia. En otoño disfrutamos de caquis, mangos o calabazas, y en invierno ha llegado con fuerza la naranja, pero si hay un momento de explosión de género para las fruterías, ese es la primavera. 

Lo único que hay que hacer para disfrutar de la materia prima estacional es tener la paciencia necesaria para que el alimento esté en su cénit de prestaciones, y para eso es fundamental conocer bien qué comer en cada época del año. Por eso, para que no te equivoques adelantándote en el tiempo al caer en la trampa de comprar productos demasiado madrugadores, nos anticipamos a la llegada de la primavera tres semanas y te contamos ya cuáles son esos alimentos que están a punto de poder llevarte a casa. 

En vez de elaborar la típica lista restringida a equis alimentos, nos parece mucho más apropiado hacer un pequeño repaso a cada una de las grandes familias de alimentos, porque en primavera se multiplica la materia prima de temporada.

Las verduras clave

Guisantes
Guisantes (Foto: iStock)

Entre las verduras, hortalizas y tubérculos podríamos escribir un texto en exclusiva, porque la lista es muy larga: marzo es el mes de la patata nueva, menos duradera pero más valorada en el universo gastronómico, y aunque maravillas como la alcachofa entran en su particular recta final en marzo, llegan otros manjares vegetales que les dan el relevo.

La coliflor, el brócoli, los espárragos verdes, el apio, la cebolla, los ajos tiernos, las acelgas, el repollo, etcétera. Pensarás al leer el listado que muchas de estas verduras están disponibles todo el año, y es cierto, pero su mejor momento en lo que a las de producción nacional se refiere -detalle importante el de su procedencia-, es en primavera. 

Las legumbres imprescindibles

Entre las legumbres, con la llegada del buen tiempo maduran dos de los productos de la tierra que más juego dan en la cocina de casa por lo fácil y sencillo que se pueden preparar: los guisantes, de los que ya hablamos largo y tendido, y las  habas. Estas últimas conviene comprarlas frescas, incluso dentro de sus vainas, de pequeño tamaño, porque las más grandes suelen ser demasiado pastosas de textura y su pellejo incómoda en boca. Las llamadas habitas baby mejoran mucho el nivel de sus hermanas mayores.

Las frutas estrella

frutosrojos
Frutos rojos (Foto: iStock)

En el universo de las frutos los colores rojizos son absolutamente protagonistas en las próximas semanas. No solo por el rojo del fresón, que en marzo vive su gran mes, sino también por el de la frambuesa y la cereza, que cada año esperábamos como agua de mayo pidiendo fuerte para que la temporada sea buena y un poquito más larga que de costumbre.

Los arándanos, el albaricoque y el níspero son otras tres frutas que aparecen con fuerza a partir de la llegada de la primavera. Además, también se recoge a lo largo de dicha estación el aguacate nacional, lo que suele ayudar a abaratar un poco el precio de este fruto cada vez más utilizado.

Pescados y carnes

No solo a los productos vegetales les afecta la estacionalidad. En el mar, por ejemplo, también tiene su  peso, ya que en primavera vive un repunte el pescado azul pequeño. Es la hora de disfrutar de la sardina, la caballa y el boquerón, entre otros pescados, en su plenitud. En lo que respecta a la carne, la estacionalidad depende sobre todo de los cotos de caza, y aunque el grueso tienen lugar en otoño, también se abren pequeños espacios en primavera, de ahí que se puedan seguir disfrutando de algunas piezas como la liebre, la codorniz o corzos y jabalíes también en esta época del año. 

Y por último, un apunte micológico a modo de bonus track para cerrar este repaso a los productos de primavera imperdibles, ya que las setas también se pueden disfrutar con la llegada del calor. Aunque las asociemos a humedad y temperaturas relativamente bajas, clásicas del otoño, hay algunas variedades que se pueden recoger silvestres en España en primavera, una de ellas es el gurumelo, que se pueden encontrar en la sierra de Huelva, sobre todo.

Continúa leyendo