Mejora tu calidad de vida con hábitos saludables

¿Sabías que puedes reducir los riesgos de sufrir enfermedades crónicas durante tu vida con un estilo de vida más sano? Descubre cómo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades no transmisibles o crónicas son las responsables del 68% de los fallecimientos en el mundo. Dentro de este grupo de patologías destacan las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes. Son problemas que podemos evitar si adoptamos un estilo de vida más saludable. Pero ¿cúales son los hábitos que debemos adquirir?

 

Despídete del tabaco y del alcohol

 

El tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo de desarrollo de patologías como el cáncer o problemas respiratorios. Además, según la OMS no nos perjudicamos solamente a nosotros mismos, también a los que están a nuestro alrededor. Hasta 600.000 muertes se producen por tabaquismo pasivo a lo largo del año.

 

¡Fuera alcohol!

Esta sustancia tampoco se queda atrás. Casi un 6 % de los fallecimientos en el mundo en 2012 fueron provocados por el consumo excesivo de alcohol.

 

Además, las bebidas alcohólicas nos aportan una gran cantidad de calorías vacías, es decir, energía que no contiene ningún tipo de nutrientes, provocando un aumento en el peso y el riesgo de desarrollar enfermedades como el sobrepeso y la obesidad.

Una alimentación saludable

 

Aparte de eliminar para siempre el tabaco y el alcohol de nuestros hábitos, debemos introducir mejoras en otros aspectos, como en la alimentación. Debemos mantener una dieta sana que incluya los nutrientes esenciales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo. Según la OMS, las dietas actuales destacan por un exceso de grasa y proteína que es necesario reducir.

 

Más carbohidratos

Una de las claves para disminuir esa excesiva cantidad de grasas es aumentar el consumo de hidratos de carbono que encontramos principalmente en el pan, la pasta, el arroz... También debemos aumentar la ingesta de frutas y verduras para proporcionar a nuestro cuerpo todas las vitaminas y minerales que necesita.

 

Acaba con el sedentarismo

 

No solo no nos alimentamos correctamente, además no realizamos ninguna actividad física de forma habitual. Deja de lado la televisión o el ordenador durante, por lo menos, 30 minutos al día y dedica esta media hora a moverte. Pasea, corre, baila... Tienes un montón de actividades para disfrutar mientras haces ejercicio físico y reduces el riesgo de desarrollar en un futuro enfermedades crónicas.

CONTINÚA LEYENDO