Vídeo de la semana

¡Mejora Tu Vida! (con 4 claves muy sencillas)

¿Te notas cansada e irritable? ¿Te cuesta concentrarte? Sin duda, son síntomas de estrés, pero una actitud positiva puede ayudarte mucho a afrontarlos. Sigue las pautas de los expertos:
-Márcate unos objetivos accesibles para ti. Muchas veces, nos fijamos en metas inalcanzables y no conseguirlas (que es lo lógico) nos estresa y entristece más… Rebeca Jiménez, beauty coach de Slow Life House, recomienda no ponerse “objetivos inalcanzables que derivan en frustración, porque requieren una inversión de mucho tiempo y la privación de los momentos de ocio”. Hay que aprender a gestionar el tiempo y, si es necesario, hacer un replanteamiento de la forma de vida, mejorar hábitos alimenticios, dormir mejor, sacar tiempo para hobbies… En definitiva, ser más felices.
-Compagina trabajo y tiempo librePatricia Ramírez, la famosa psicóloga de los deportistas, piensa que hay que aprender a repartir responsabilidades con la pareja y con los hijos. “Pide que colaboren. Lleva una agenda en la que anotes todo lo que hay pendiente. Busca actividades que te produzcan placer. Todo dentro de un orden previamente establecido. La rutina da seguridad, dice qué hacer en cada momento”, explica.
-Haz deporte o muévete. Además de mantener la línea, la práctica de ejercicio hace que nos sintamos bien, con más vitalidad y alegría. Esto se debe a que al hacer deporte se liberan unas pequeñas proteínas llamadas endorfinas que producen un efecto sedante, además de disminuir la ansiedad y mejorar el bienestar. Actividades como andar al aire libre, practicar yoga, correr o incluso pintar también contribuyen.
-Mantén un horario de sueño regular. Los expertos aconsejan dormir ocho horas diarias para regular mejor el reloj biológico. Si es necesario, podemos recurrir a relajantes naturales (manzanilla, tila, espino blanco, amapola) para mejorar los trastornos del sueño asociados al estrés. Eso sí, escoge los que no provocan somnolencia durante el día.

Continúa leyendo