Los mejores alimentos para llevar a la playa (que no se pondrán malos con el calor)

¿Preparada para un día de playa? Llévate alguno de estos alimentos que aguantan bien el calor y te harán reponer las pilas allí.

Algunas cosas son necesarias para pasar un buen día en la playa: un bañador, una crema con protector solar, una toalla, un libro, unas gafas de sol… ¡y algo de comer, por supuesto! No hay día en la playa que no sea perfecto sin su tentempié a la sombra, un snack o una comida para mantenerte con energía y para saciar tu apetito después de un baño refrescante en el mar. Pero… ¿cuáles son los mejores alimentos para llevar a la playa? Deberás buscar opciones que no se estropeen con el calor, que sean resistentes, que no requieran de demasiada preparación y sobre todo, que sean saludables. ¿Quieres ideas? Aquí tienes algunas cosas que puedes echar en la tartera el próximo día que vayas a la playa.

Frambuesas: Una de las mejores frutas que puedes llevar a la playa. Las frambuesas contienen la friolera de 8 gramos de fibra, por lo que son muy saciantes y digestivas. Además, no requieren refrigeración y son muy fáciles de transportar en bolsitas o cajitas.

Melocotones: Los melocotones son unas frutas idóneas que te ayudarán a mantenerte hidratada durante un día bajo el sol. Además, se pueden comer cuando no están refrigerados, lo que los convierte en una excelente opción incluso si no tienes nevera portátil.

sandía
iStock

Palomitas: Sí sí, ¡como lo lees! Eso sí, caseras. Prepara una bolsa de palomitas de maíz naturales y orgánicas, bajas en sal, y guárdalas bien. Puedes añadirle nueces para un toque crujiente, un poquito de pimentón, queso parmesano rallado…

Semillas y frutos secos: Nueces, almendras, semillas de calabaza, cacahuetes, semillas de lino… Este tipo de alimentos no se aplastarán ni se estropearán, y te darán suficiente proteína y fibra para durar horas en la playa sin que te de un bajón de energía.

Granola: Esta combinación de avena y frutos secos, a la que se le puede añadir otros cereales o semillas o incluso fruta, te encantará. Puedes prepararla en casa, mezclando los ingredientes y prescindiendo del chocolate, eso sí, para que no se derrita. Después, córtala en barritas o llévala en un envase para comer con cuchara.

Hummus con dippers: El hummus (la famosa pasta hecha con garbanzos triturados) es una excelente opción para llevar a la playa. Saludable y nutritivo, te encantará acompañado de crackers o dippers, para lograr una combinación perfecta de carbohidratos y proteínas. Puedes darle más sabor espolvoreando por encima un poco de pimentón.

Manzana: Una de las frutas más resistentes, que puedes tomar sin refrigerar y con la piel. Bastará con que la laves en casa, después podrás tomarla en la playa cuando te apetezca. ¡Y te hidratará un montón!

Botellas de agua congelada: Para mantener frescos el resto de snacks, es más que recomendable llevar también un par de botellas de agua congeladas a su alrededor. No solo te servirán como bolsas de hielo ‘portátiles’, sino que cuando se derritan un poco, serán una bebida refrescante e hidratante más que necesaria en un día de playa.

Continúa leyendo