Melatonina, la culpable de que nos entre sueño

La respuesta a por qué es imposible mantenernos despiertos.

bostezo
Gtres

No hay manera, es realmente imposible mantenernos despiertos cuando nos entra ese sueño feroz que nos amenaza con quedarnos dormidos encima de la mesa del trabajo, estudiando o simplemente cuando disfrutamos de nuestra serie favorita en el sofá de casa. Por ende, hay veces que por más que durmamos arrastramos un cansancio y una fatiga mortales al día siguiente. Son circunstancias cotidianas, pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué pasan?

O quizás deberíamos decir por quién. Y es la culpable es la melatonina, una hormona que actúa como reguladora del sueño, y que se sintetiza como un aminoácido a través de alimentos como el pescado, el huevo, el aguacate, el plátano, la piña, cereales y algunas legumbres. Hablamos de un somnífero natural que estructura nuestro sueño según el momento del día.

El principal regulador de melatonina es la luz natural, provocando su síntesis y acumulación, para que cuando caiga la noche se libere sobre la sangre. De este modo alcanza su máximo pico entre las 02h y las 04h. ¿Te explicas ahora por qué cuando trasnochas un poco te caes de sueño a esas horas?

También existen diferentes trastornos y factores externos que alteran a la melatonina, como pueden ser viajes intercontinentales, cefaleas o dolores de cabeza, nocturnidad laboral o narcolepsia. Algo así como el conocidísimo jet lag. La melatonina tiene su continuación en el cortisol, que actúa cuando nos despertamos por la mañana, siendo el responsable de activarnos después de nuestro ciclo de sueño.

 

Continúa leyendo