No olvides la merienda en tu dieta

Hacer una pequeña ingesta entre la comida y la cena es fundamental para una dieta equilibrada.

No olvides la merienda en tu dieta
Gtres

Hemos escuchado hasta la saciedad la importancia de realizar cinco comidas al día, no solo cuando realizamos una dieta de adelgazamiento. Su explicación es la necesidad de mantener activo el metabolismo y no llegar con un apetito voraz a las comidas principales. Pero la gran olvidada de la lista es la merienda, no dándole toda la importancia que se merece.

Normalmente, solemos pasar de la comida a la cena dejando muchas horas entre medias por lo que se reducen los nutrientes en la sangre, disminuye la energía y aumenta la sensación de hambre, de modo que en la cena consumimos muchos más alimentos de los necesarios. La merienda es necesaria para una dieta sana y equilibrada y tiene más beneficios para nuestra salud de lo que imaginamos, ayudándonos incluso a adelgazar.

Gracias a ella eliminaremos la ansiedad y evitaremos el picoteo descontrolado entre horas, que es lo que nos provoca los kilos de más. Además, nos ayudará a completar los esfuerzos intelectuales y físicos utilizados durante el día y poder garantizar la energía y vitalidad necesarias para el resto de la tarde. 

Elegir los alimentos adecuados es básico. Debe ser ligera y equilibrada y debe estar compuesta idealmente por proteína, fibra e hidratos de carbono. En ella podemos incluir fruta, frutos secos, lácteos desnatados, jamón york, pavo y pan o galletas integrales, creando pequeños menús saludables y muy nutritivos.

CONTINÚA LEYENDO