Mitos sobre la dieta vegetariana que conviene desterrar

Existen algunas creencias negativas en torno a las dietas vegetarianas que conviene explicar... Sigue leyendo para descubrir algunos de los mitos más comunes en torno a este tipo de alimentación.

Tiene tantos amantes como detractores: la dieta vegetariana -esa que apuesta por un único consumo de alimentos de origen vegetal- es una de las más famosas en todo el mundo. De hecho cada vez más personas comienzan a seguirla y se conocen más cosas sobre ella que nunca -como todos beneficios sobre el organismo que reporta- aunque todavía existen algunos mitos en torno a ella. Que no aporta suficiente energía, que es difícil de seguir, que supone más gasto… seguro que los has oído alguna vez. ¡Ya es hora de desterrarlos!

Mito: Ser vegetariano garantiza la pérdida de peso: Es cierto que una dieta vegetariana bien hecha puede ayudarte a perder peso. Sin embargo, la pérdida de peso no es una garantía de todas las dietas vegetarianas. Para perder peso, se deben eliminar productos vegetales pero insanos (como las chuches o los fritos, algunos dulces…) y en su lugar, planificar un menú en torno a muchas frutas y verduras, que sea completo y variado.

Mito: Comer vegetariano es aburrido: ¿Crees que una dieta sin carne es aburrida? Piensa otra vez. No tienes que vivir solo de tofu y verduras al vapor si te vuelves vegetariano. Puedes elegir lentejas, frijoles, tempeh, frutas y verduras poco convencionales, soja y otras proteínas vegetales para elaborar platos vistosos y variados.

Mito: la soja, una proteína vegetariana, es dañina: La soja es una de las pocas proteínas de origen vegetal que también es una proteína completa, lo que significa que contiene los nueve aminoácidos esenciales. Su mala fama nace de que es uno de los alérgenos más comunes en niños, aunque lo cierto es que es un alimento muy completo, que incluso ayuda a reducir el riesgo de desarrollar algunas enfermedades.

soja
iStock

Mito: El azúcar de la fruta es malo para usted: Tal como sugiere el nombre, una dieta vegetariana debe incluir muchas verduras y frutas. Y no necesitas temer el azúcar de esa fruta, si comes mucha diariamente. Hay una gran diferencia entre el azúcar agregado y el azúcar natural de las frutas, que realmente es fructosa y se digiere más lentamente que el azúcar refinado. Además, la fruta también contiene fibra.

Mito: Desarrollar músculo con una dieta vegetariana es difícil: Mucha gente piensa que los atletas vegetarianos no pueden obtener suficientes proteínas para desarrollar músculo, pero eso es completamente falso. Muchas opciones vegetarianas aportan tanta proteína como la carne e incluso más vitaminas, minerales y antioxidantes, como el edamame o la soja. Con un poco de planificación, es absolutamente posible desarrollar músculo con una dieta vegetariana.

Continúa leyendo