Mitos y verdades sobre el huevo

¿Sube el colesterol? ¿Engorda? Aquí acabamos con los mitos sobre este alimento y te contamos todas sus virtudes.

Mitos huevo

Ni sube el colesterol, ni engorda tanto como se cree, ni se digiere tan mal. En torno al huevo hay más de un mito. Aquí acabamos con ellos. Descubre toda la verdad sobre este nutritivo alimento.

 

No eleva el riesgo cardiovascular

 

Sí. El huevo tiene colesterol entre sus componentes (200 mg/unidad), pero éste -en dosis justas- es necesario para la vida. La creencia de que el colesterol de la dieta era la causa del incremento del colesterol en sangre originó recomendaciones generalizadas sobre la reducción del consumo de huevos.

 

Previene la arterioesclerosis

Sin embargo, “estudios publicados en los últimos años confirman que el consumo de huevos no eleva el riesgo cardiovascular en personas sanas, puesto que aporta fosfolípidos y grasas insaturadas, vitaminas y antioxidantes que previenen la arterioesclerosis”, explican en la web ministerial huevo.org.es.

También te puede interesar:

Solo tiene 80 calorías

 

También muchas dietas de adelgazamiento prohibían su consumo argumentando que era rico en calorías. Sin embargo, un huevo mediano sólo tiene 80 calorías. Es decir, las mismas que un yogur natural completo, que dos lonchas de fiambre de pavo y que una loncha de queso, alimentos que sí suelen permitir los regímenes.

 

Es saciante

 

Gracias a su riqueza en proteínas (7,5 g/unidad). Así lo afirman diferentes estudios, entre ellos uno de la Universidad de Missouri (2013), que ha determinado que comer huevos tiene un efecto saciante y ayuda a regular las señales cerebrales de la saciedad.

 

¿Cómo sacarle todo el partido?

La mejor hora para tomarlo es en el desayuno. Te permitirá controlar el apetito durante todo el día y tendrás menos sensación de hambre entre las comidas.

De alto valor biológico

 

Así se denomina a las proteínas que contienen más aminoácidos esenciales (es decir, los que el organismo no es capaz de producir y hay que obtener de la comida). Los aminoácidos son la base de la energía, ya que intervienen en el transporte óptimo de grasas, hidratos, proteínas, minerales, vitaminas... y en su buen aprovechamiento.

 

El número uno

Pues bien, el huevo está en el puesto número uno en cuanto a alimentos con proteínas de alto valor biológico, seguido de la carne de vaca y de pollo, el pescado y la leche de vaca.

 

¿Es indigesto?

 

La digestibilidad del huevo no depende tanto de él como de la tolerancia de cada persona y de la forma de cocinarlo. Por ejemplo, el huevo duro es el que peor se tolera, ya que la yema, la parte que concentra las grasas, está coagulada y entonces es más lenta la acción de las lipasas, las enzimas que contribuyen a la digestión de las grasas.

 

No absorbe todo el aceite

Respecto a las grasas, el huevo frito contiene algo más que el crudo o cocido, aunque no tanto como se cree, ya que su capacidad para absorber el aceite es limitada y no depende de la cantidad empleada.

CONTINÚA LEYENDO