Mitos y verdades sobre la alimentación durante el embarazo

¿Se debe evitar el pescado? ¿Y la carne cruda? ¿Se puede tomar cerveza sin alcohol? Te aclaramos las dudas más frecuentes.

¿Se debe evitar el pescado? ¿Y la carne cruda? ¿Se puede tomar cerveza sin alcohol? Te aclaramos las dudas más frecuentes.

 

Aunque una embarazada no necesita comer por dos, si debe cuidarse por dos, y la alimentación es una de esas cuestiones de vital importancia. La doctora Isabel Santillán, Directora Médica de clínicas Eva, nos saca de dudas y nos da las claves de cómo debe ser.

 

Carne ¿sí o no?

La carne es fundamental, posee los 20 aminoácidos esenciales, hierro y vitamina B12. Esta combinación es muy difícil encontrarla en otros alimentos por lo que no se debe sustituir.

 

Además el hierro que posee, hemínico, se absorbe mucho mejor (15-20 %) que el de origen vegetal (2-5 %). Sin embargo, el toxoplasma y la listeria son parásitos que se adquieren por el consumo de carne cruda y que se destruyen con el calor.

 

Estos parásitos pueden producir grandes malformaciones fetales. Muchas formas de toxoplasma se eliminan por la congelación, pero algunas son resistentes, por eso se aconseja que toda la carne esté cocinada. El embutido si es cocinado sí se puede tomar.

 

Pescado azul: congelado, pequeño y en raciones discretas

Por la contaminación de los mares, los peces cada vez contienen más metales como el mercurio, un potente tóxico para el sistema nervioso central, y los fetos son especialmente sensibles por estar en desarrollo.

 

El mercurio se acumula sobre todo en la grasa, por eso los pescados azules, especialmente los grandes túnidos, son los que más acumulan.

 

Sin embargo, el pescado azul tiene otras propiedades muy positivas: Omega 3 y ácidos grasos esenciales. Por ello, la doctora recomienda la ingesta moderada de pescado azul de pequeño tamaño como los boquerones o el Kryll.

Hidratos de carbono...

Es recomendable que sean complejos, como los de las legumbres y hortalizas. Pero un exceso de hidratos de carbono conduce a un aumento excesivo de peso y puede favorecer el desarrollo de diabetes gestacional en mujeres predispuestas (aunque el desarrollo de esta diabetes es multifactorial y en muchos casos, independiente de la dieta).

 

¿… y grasas?

También son necesarias, pero en forma de ácidos grasos insaturados y polinsaturados como los del aceite de oliva y el pescado azul. Además algunas vitaminas como la A, D y E son liposolubles y se ingieren en alimentos con grasa.

 

Sin embargo, el exceso de grasas en la dieta además de aumentar excesivamete el peso, puede tener efectos negativos en el hígado y en otros órganos.

 

¿Cerveza sin alcohol?

El alcohol se debe evitar pero la cerveza sin alcohol, además de poseer mínimas cantidades del mismo, también tiene lúpulo y muchas vitaminas del grupo B, por lo que ingerida de forma puntual no supone problema para el feto.

Continúa leyendo