Mitos y verdades sobre la carne vegetal

Es la alternativa para quienes echan de menos las hamburguesas pero han descartado los alimentos de animales.

Estaba bastante claro: las personas vegetarianas no comen carne (algunas sí pescado) y las veganas, nada que tenga origen animal, como la leche o los huevos. Pero, desde hace algún tiempo, el concepto ‘carne vegetariana’ ha salido de los círculos cercanos a esas dietas para popularizarse por unos u otros motivos

Algunos señalan a la industria cárnica como un agente potenciador del cambio climático (que conste que también hay argumentos en contra), por lo que los que han eliminado lo animal de sus menús han crecido en número. Pero, al menos, en cuestión de gustos y apetencias, el cambio no es tan fácil. Porque no a todos los vegetarianos o veganos les gusta la verdura o la fruta. Y algunos pueden haber sido amantes de la carne antes de su conversión.

El placer de comer no está relacionado con las convicciones: un porcentaje muy alto de las personas que dejan atrás una dieta omnívora lo hacen porque están en contra del sufrimiento animal, no porque no les guste el pollo asado. Por eso, los supermercados han empezado a llenarse de productos con texturas y sabor similares a la carne animal, pero hechos con ingredientes vegetales.

Son productos basados en ingredientes como el trigo, la soja o las legumbres.

¿Cuáles son?

Por el momento, los siguientes son los más conocidos, aunque, viendo su aceptación por parte de los consumidores, es posible que pronto aparezcan otros nuevos aún más parecidos a la carne animal.

  • Seitán: se trata de un preparado alimenticio elaborado a partir del gluten de trigo (no es apto para celíacos). Su textura y su color son muy parecidos a los de la carne animal y se puede preparar de maneras muy variadas, así que es uno de los favoritos.
  • Tempeh: es un producto derivado de la fermentación de la soja. Es una buena fuente de proteínas, ácido fólico y minerales.
  • Tofu: es el más conocido de todos fuera de la comunidad vegetariana. Está elaborado con semillas de soja, agua y un elemento coagulante que le da su textura y firmeza.
  • Legumbres: especialmente, las lentejas. Se usan mucho para hacer, por ejemplo, hamburguesas vegetales.

Tendencia alimentaria

En España, cada vez se come menos carne. Al menos esos son los datos que se extraen del Informe del Consumo Alimentario en España de 2019. Según el estudio del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los hogares españoles disminuyeron el consumo de carne un 1,3 % en relación al año anterior, alcanzando los 2.086,81 millones de kilos.

En concreto, el consumo per cápita fue de 45,2 kilos, un 2,4 % menos respecto al año pasado. Esta inclinación se observa desde 2012: durante estos siete años, el consumo de productos cárnicos ha bajado un 14,3 %. En este informe, también destaca el crecimiento en volumen de alimentos como platos preparados (+4,2 %), así como las bases de pizzas y masas de hojaldres (3,7 %).

¿Es una buena sustituta nutricional?

Pese a su creciente fama, aún hay muchas dudas sobre estos productos. Lo primero que Ángel Soriano, nutricionista y miembro de Doctoralia (doctoralia.es), deja claro es que “al igual que las leches vegetales no son leches, la carne para vegetarianos, evidentemente, no es carne.

Son alimentos ricos en proteínas y con texturas parecidas a las de la carne, pero están elaborados con vegetales”. Partiendo de esa base, comenta que, aunque su aportación de proteína es buena, “hay que tener en cuenta que los cereales y las legumbres no tienen todos los aminoácidos esenciales, por lo que la proteína no es suficiente”.

Pero hay soluciones. Por ejemplo, “si comes una hamburguesa de lentejas con pan, el pan va a completar la proteína de la lenteja y viceversa”. Asimismo, advierte sobre que “de lo que sí puede haber carencia es de vitamina B12, por eso, se aconseja a las personas que lleven una dieta vegana que se suplementen con B12 metilcobalamina”.

Como siempre, antes de tomar cualquier decisión, lo mejor es pedir consejo a un profesional.

¿Es más recomendable que 'la animal'?

Soriano no piensa que sea mejor ni mejor, sino que es “una alternativa más de alimento proteico interesante para complementar la dieta de personas veganas o vegetarianas. Incluso como fuente de proteína vegetal, para aquellos que lleven una dieta omnívora, por qué no”.

¿Es la carne vegetal la carne del futuro por motivos medioambientales?

“Podría serlo. En mi opinión, creo que consumir productos de origen vegetal es una muy buena alternativa. Sería interesante consumirlos cada vez más e ir disminuyendo los animales. Pero el dejar la carne es una decisión muy personal. La dieta vegana es muy saludable, al igual que también lo es la cetogénica, que está basada en el consumo de carnes, pescados y grasas, mayormente”.

Continúa leyendo