Mitos y verdades sobre las vitaminas

Existen varios mitos en torno al consumo de vitaminas. Lo cierto es que son nutrientes que contribuyen al adecuado funcionamiento del organismo.

Existen varios mitos en torno al consumo de vitaminas. Lo cierto es que son nutrientes que contribuyen al adecuado funcionamiento del organismo.

 

“La aspirina destruye la vitamina C”

Esto es del todo cierto. La vitamina C es muy volátil; se destruye al contacto con el aire, el calor o la luz. Y el ácido acetilsalicílico (la aspirina) reduce sus niveles en sangre. Conclusión: Es importante tomar un suplemento que ayude a equilibrar las necesidades  vitamínicas”.

 

“Rejuvenecen”

No se puede afirmar categóricamente. “Lo que sí está demostrado es que, dentro de una dieta equilibrada y siguiendo unos hábitos de vida sanos (¡hay que moverse!), actúan contra el envejecimiento”, dice la naturópata Rosa García.

“Hay que tomar suplementos”

Si nuestra dieta es variada y equilibrada no tiene por qué. En ciertos momentos ayudan (estrés, deficiencias), pero no hay que automedicarse por creer que ‘son vitaminas’. Hay que ir al médico y saber cómo tomarlas.

 

“Los alimentos congelados tienen menos”

No. A veces las conservan mejor que los frescos, ya que por la congelación se pierden pocas vitaminas, y en cambio si el momento de recolección de los alimentos frescos no es el óptimo o no se conservan bien, se pierden.

 

Texto original: Carmen Sabalete

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo