Razones para incluir el aceite de oliva en tu dieta

Entre otros beneficios, el aceite de oliva facilita la digestión y combate el estreñimiento.

Aceite de oliva.
Aceite de oliva.

Si hay un ingrediente que no puede faltar en la cocina mediterránea ese es el aceite de oliva virgen extra. Sus beneficios son reconocidos por todo el mundo, tanto que cada vez más países optan por cocinar con aceite de oliva en lugar de con mantequilla o margarina. Sin embargo, puede que no conozcas todos los beneficios de consumir aceite de oliva. En este artículo os damos buenas razones para que lo incorpores en tu dieta. ¡Toma nota!

Ayuda a la digestión

Entre sus múltiples beneficios, el aceite de oliva facilita la digestión y combate el estreñimiento. Además, produce menos acidez que otros aceites, como el de girasol. El consumo diario de aceite de oliva influye de manera muy positiva en nuestro organismo, ya que nos ayuda al buen tránsito intestinal y estomacal.

También reduce la secreción gástrica, por lo que nos protege frente a enfermedades gastrointestinales.

Soporta mejor las temperaturas

Por sus cualidades químicas el aceite de oliva soporta temperaturas de hasta 180 y 200 grados, por lo que es el aceite más adecuado para freír alimentos. Es bastante estable y se impregna menos a los alimentos, lo que hace que la fritura sea menos calórica y que los ingredientes mantengan su sabor.

Además, no es recomendable mezclar el aceite de oliva con el de semillas (girasol, maíz, o soja) ya que cada uno presenta diferentes puntos de humo y el aceite de semilla se quemará antes.

Puede reutilizarse

Debido a que es un alimento muy estable, el aceite de oliva puede reutilizarse en varias frituras. Aunque lo más aconsejable es utilizar aceite nuevo ya que al reutilizarlo va perdiendo propiedades, se puede reutilizar siempre y cuando hayamos cocinado en condiciones óptimas y no se haya sobrepasado el punto de humeo.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), se puede reutilizar el aceite de oliva hasta 25 veces si cocinamos con una freidora y lo conservamos debidamente.

Previene enfermedades cardiovasculares

Aceite de oliva.
Aceite de oliva.

Entre otras bondades, el aceite de oliva virgen reduce el colesterol LDL (es decir, el colesterol malo) y aumenta el colesterol bueno. Esto se debe a los ácidos grasos presentes fundamentalmente en el ácido oleico. Además, también favorece la circulación sanguínea y disminuye la presión arterial.

Reduce el riesgo de padecer diabetes

El consumo diario de aceite de oliva virgen extra reduce los problemas vasculares derivados de la diabetes, tal y como asegura un estudio elaborado por la Universidad de Málaga.

De hecho, otra investigación elaborada por la Universidad de Nápoles Federico II (Italia) ha demostrado que el aceite de oliva virgen extra reduce el pico de glucemia en las personas con diabetes de tipo 1.

Potencia el sabor de los alimentos

A diferencia de otros, el aceite de oliva virgen potencia el sabor de los alimentos sin llegar a enmascararlos o invadirlos. Por esta razón es un complemento aromático idóneo para cualquier receta, ya que además de ser saludable mejora el sabor de los platos.

Además, hoy en día podemos encontrar una gran variedad de aceite de oliva virgen en el mercado: Desde el picual, idóneo para las frituras, hasta el hojiblanca. Así, podremos elegir un aceite de oliva u otro en función de la receta que queramos elaborar.

 

Continúa leyendo