Muévete más y come mejor

¿Quieres mantener un estilo de vida saludable y reducir los riesgos de sufrir enfermedades crónicas? Mantén una dieta equilibrada y haz ejercicio.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el estudio de ANIBES 'Ingesta, perfil y fuentes de energía en la población española' ingerimos menos calorías diariamente que hace 50 años. Sin embargo, en la actualidad, tanto el sobrepeso como la obesidad afectan a más del 50% de la población española y hasta a un 30% de niños y jóvenes. Entonces, ¿qué hacemos mal?

 

Una dieta desequilibrada

 

Es cierto, la cantitad total de calorías que tomamos al día es menor a la que tomaban nuestros abuelos, pero nuestra alimentación no es tan equlibrada y saludable como la que tenían nuestros antepasados. Las grasas y las proteínas se adueñan de todas nuestras comidas diarias y cada vez nos alejamos más de la dieta mediterránea.

 

Pocos hidratos

En general, la población española no cumple con las recomendaciones nutricionales de la Organización Mundial de la Salud. Superamos tanto el 15% de proteínas y el 35% de grasas diarios y no alcanzamos el mínimo de 55% de hidratos de carbono. También nos excedemos en alimentos que incluyen las perjudiciales grasas trans.

Insuficiente en ejercicio

 

A los cambios negativos que se han producido en nuestros hábitos alimentarios a lo largo de los últimos 50 años hay que sumar el descenso de las horas que dedicamos a hacer algún tipo de actividad física. El sedentarismo, asociado al tipo de ocio que consumimos, como la televisión o el ordenador, provoca que nuestro balance energético (diferencia entre las calorías que ingerimos y las que consumimos) esté totalmente desequilibrado.

 

Una rutina

Debemos incluir el ejercicio en nuestra rutina semanal para evitar el desarrollo de sobrepeso y obesidad. La Organización Mundial de la Salud recomienda un mímino de 150 minutos a la semana de actividad física de intensidad moderada en adultos y 60 minutos diarios en niños.

Continúa leyendo