Ni azúcar, ni miel… lo mejor en edulcorante es la stevia

Seguramente ya sepas qué es la stevia, pero, ¿conoces los beneficios de este edulcorante natural que está causando sensación en todo el mundo?

Es probable que ya hayas oído hablar de ella. También es probable que la consumas en uno de sus múltiples formatos disponibles; puede que la hayas visto en los supermercados y no te hayas atrevido a comprarla; o directamente puede que hayas abierto este artículo sin tener ni idea de qué narices te estamos hablando mientras piensas que te vamos a contar un cuento chino.

Así que, empecemos por el principio:

¿Qué es la stevia?

La stevia en sí es un arbusto. De procedencia principalmente paraguaya, esta planta de no más de 80 centímetros de altura, produce un extracto que es 300 veces más dulce que el azúcar. Este edulcorante de origen natural, es, además, el único es el único endulzante totalmente seguro para un consumo habitual apto para diabéticos.

Normalmente, suele utilizarse como sustitutivo del azúcar y otros edulcorantes artificiales en infusiones, cafés y tés, siendo muy fácil encontrarla en cualquier supermercado e incluso herbolarios, ya que la stevia, es también, una planta con múltiples propiedades curativas.

¿Qué beneficios tiene?

Para empezar, se ha demostrado que la stevia, es capaz de hacer que nuestro páncreas genere insulina de forma natural, algo positivo para los diabéticos de tipo 2. Además, esta sustancia, actúa como un regulador natural de la tensión arterial, es un poderoso antioxidante, combate ciertos hongos y bacterias y… ¡no engorda! Es más, ¡ayuda en la absorción de grasas! ¿Qué más podemos pedir?

¿Cómo se consume?

La stevia, puede consumirse de múltiples formas. Lo más común, es encontrarla de forma líquida, en polvo o en cápsulas en cualquier supermercado, sin embargo, también podemos ponerle sabor a nuestra vida consumiendo directamente la propia hoja de la planta, ya que, en ellas, es donde se concentran la mayor parte de principios activos. Esto último se realiza sobre todo, para usos terapéuticos.

Continúa leyendo