Pan de proteínas: por qué deberías darle una oportunidad si quieres perder peso

¿Has oído hablar del pan de proteínas? Este alimento está muy de moda últimamente por su gran cantidad de beneficios para la salud. ¡Quédate para descubrirlos!

Seguro que alguna vez has oído hablar del pan de proteínas: una variante del pan tradicional con un mayor contenido proteico que es ideal para perder peso. Hoy te contamos más sobre ella. 

Las barras de pan tradicionales a las que estamos acostumbradas tienen un porcentaje considerable de harinas y azúcares, lo cual no beneficia demasiado a nuestra salud, ya que su índice glucémico se dispara. El pan de proteínas nos permite seguir acompañando nuestras comidas pero reduciendo la cantidad de grasas y azúcares que ingerimos con ellas. Por ello, si estamos inmersas en un proceso de pérdida de peso o simplemente queremos cuidar nuestra salud, el pan de proteínas puede suponer una excelente alternativa. Hoy te enseñamos algunos de sus beneficios para que consideres esta opción.

Rico en proteínas

Las proteínas son uno de los componentes más esenciales que necesita nuestro cuerpo para funcionar correctamente. Estos macronutrientes ayudan a nuestras células y tejidos a regenerarse y mantenerse saludables. Numerosos estudios han demostrado las ventajas para la salud que implica llevar una dieta rica en proteína: son saciantes y nos llenan de energía. 

Ayuda a mantener tu masa muscular

¿Haces deporte con frecuencia? Entonces tienes aún más motivos para incluir el pan de proteína en tu dieta. La proteína alimenta y nutre tus músculos, ayudando a que se desarrollen. El pan proteico te aportará un chute extra de energía en tus entrenamientos y hará que saques el máximo rendimiento a tus esfuerzos. Pero no creas que el pan de proteína está indicado sólo para aquellos que tienen una exhaustiva rutina de deporte. Este alimento puede beneficiar a todos los públicos: sus propiedades beneficiosas para músculos y huesos lo convierten en un snack ideal para mantener nuestra motricidad en su mejor versión aún en edades avanzadas.

Bajo índice glucémico

Como hemos mencionado anteriormente, el índice glucémico del pan de proteína es mucho menor que el de los panes tradicionales. Quizá te estés preguntando que qué es el índice glucémico. Pues bien, se trata de una medida en la que calculamos la capacidad de un alimento para elevar nuestros niveles de azúcar en sangre. Esto quiere decir que cuanto mayor sea el índice glucémico de un alimento, peor será este para nuestra salud. El pan tradicional contiene también una mayor cantidad de hidratos de carbono, que harán que acumulemos hasta un 75% más de calorías que con el pan proteico. Por eso, si tienes problemas de diabetes o simplemente quieres cuidarte un poco y reducir tu ingesta de azúcares y grasas, el pan de proteínas puede ser una buena solución.

Versátil

Igual el pan de proteínas no te sabe igual que el tradicional desde el primer día, pero es cuestión de acostumbrar a tu paladar. Además, la gran variedad de semillas que puedes añadirle permiten que adaptes el sabor a tus gustos. Una vez que te hagas con él, no tardarás demasiado en prepararlo: la receta toma aproximadamente una hora de nuestro tiempo; y si nuestra rutina no nos permite cocinarlo a diario siempre nos queda la opción de hacer una cantidad más grande en un día, meterlo en el congelador e ir sacándolo conforme lo vayamos necesitando. 

Una vez que pruebes el pan de proteína, te aseguramos que no podrás vivir sin él. Úsalo para aportar un toque extra de originalidad y salud a tus sandwiches o para acompañar tus platos. 

Continúa leyendo