Pan: mitos y verdades

El pan es uno de los alimentos clave de la Dieta Mediterránea, sin embargo, también es uno de los más estigmatizados. Seguro que has oído alguna vez que el pan engorda mucho, que debe excluirse si queremos cuidar la línea y otras afirmaciones de este tipo. Por ello, nos proponemos arrojar algo de luz al respecto.

La harina del pan no solo se hace con trigo

tipos de harinas
Foto Pan Cada Día

Uno de los usos más comunes del trigo es la obtención de harina para elaborar pan. Sin embargo, desde Pan Cada Día, iniciativa de la cadena de trigo, harina y pan, que nació con el objetivo de promover el conocimiento del pan, hay otras alternativas, por ejemplo, las legumbres pueden ser una buena fuente para hacer harina gracias a sus cualidades nutricionales y a que, al no provenir del cereal, no contienen gluten. Los garbanzos, la soja o las lentejas son perfectos para ello. Además, la harina de avena va ganando popularidad entre otras cosas porque ayuda a controlar el colesterol. También es importante mencionar la harina de arroz, apta para personas intolerantes al gluten, la harina de trigo sarraceno (se suele pensar que este trigo es un cereal, pero en realidad es un pseudocereal proveniente de una planta herbácea) y la harina de centeno que aporta densidad, sabor y un característico color oscuro al pan.

También te puede interesar:

¿Qué hay de cierto en la conocida afirmación de que el pan engorda?

“Atribuir la obesidad a un alimento específico más que al consumo en exceso o a la vida sedentaria no es correcto. El pan es un alimento del grupo de los ricos en hidratos de carbono, que son los nutrientes que necesitamos en mayor proporción. Los hidratos de carbono saludables (tales como los de los cereales integrales) han de formar parte de nuestra alimentación para asegurar el aporte de nuestras necesidades diarias de energía”, afirma María Jesús Callejo, Profesora Titular del Departamento de Química y Tecnología de Alimentos de la Universidad Politécnica de Madrid.

¿Qué diferencias hay entre el pan integral y el pan blanco?

tipos de pan
Foto Pan Cada Día

La experta asegura que la diferencia básica entre ambos es el tipo de harina que se emplea en su formulación. El pan blanco está elaborado con harina blanca y en el pan integral, se incorpora una parte de la harina en forma integral. En la harina blanca, cuando se muele el trigo, se separan tanto el pericarpio, como el germen. El pericarpio es la parte exterior del grano, rica en fibra, minerales y otros compuestos bioactivos. El germen supone una porción minoritaria en el conjunto del grano y es rico en proteína, ácidos grasos insaturados y vitaminas.

¿El pan integral engorda menos que el blanco?

Las diferencias calóricas entre el pan integral y el pan blanco son mínimas. La diferencia reside en que el pan integral contiene más fibra que el pan normal, por lo que su efecto saciante es mayor y ayuda a comer menos cantidad de otros alimentos.

¿Cuánto pan se recomienda tomar en una dieta sana y equilibrada?

Según María Jesús Callejo, lo ideal es comer variado. “La pirámide nutricional de la Fundación Dieta Mediterránea aconseja incluir de 1 a 2 raciones de productos derivados de cereales en cada comida principal, y que preferiblemente sean derivadas de cereales integrales. En el caso del pan, una ración equivale a una porción de 40g”.

¿Qué tipo de pan es más saludable?

distintos tipos de pan
Foto Pan Cada Día

La mayoría de los panes del mercado se elaboran con cuatro ingredientes básicos: harina, agua, levadura y sal. “Si nos decantamos por el pan para cumplir las recomendaciones de la Fundación Dieta Mediterránea, podemos elegir entre panes de trigo, centeno o de los que incorporan otras harinas de cereales como avena, cebada, o de los denominados trigos ancestrales como la espelta”, afirma Callejo.

¿Y si estamos haciendo dieta o queremos controlar el peso?

Los cereales integrales se diferencian de los refinados, entre otras cosas, en que tienen un mayor contenido de fibra y minerales, pero su contenido energético es similar. La fibra posee una elevada capacidad de absorción de agua y un gran poder saciante, por lo que puede ayudar en el control del peso corporal, por ello, en el caso de estar a dieta o querer controlar el peso, la experta recomienda el consumo de pan integral en particular y de productos derivados de cereales integrales, en general.

Cristina

Cristina Cantudo

Cristina Cantudo

CONTINÚA LEYENDO