Pautas para tener una piel saludable

Las pautas que nos permitirán mantener una piel saludable se reducen básicamente a tres: protección, hidratación y revisiones periódicas.

Las pautas que nos permitirán mantener una piel saludable se reducen básicamente a tres: protegerse bien del sol, hacerse revisiones periódicas de manchas o lunares y estar siempre convenientemente hidratada.

 

El Dr. Román Barabash Neila, de la Academia Española de Dermatología y Venereología, nos ofrece tres pautas sencillas de llevar en el día a día. Esto nos ayudará a tener una piel más saludable:

1. Protegerse bien del sol:

El experto asegura que es fundamental proteger la piel del sol de forma correcta para prevenir la aparición de cáncer cutáneo y evitar el fotoenvejecimiento. Para ello, insiste, se debe impedir en la medida de lo posible la exposición solar, sobre todo en las horas centrales del día, de 12:00-17:00, y si se hace, usar un protector solar de factor alto (SPF50). Además, el protector debe aplicarse de forma adecuada y esto significa:

 

- Hacerlo treinta minutos antes de la exposición.

 

- Ponérnoslo cada 2-3 horas y siempre tras el baño, sudoración profusa o secado con toalla.

 

- Además, hay que aplicar la cantidad suficiente: 2 mg/cm2 es la cantidad teórica. Para un adulto medio supondría 35 mililitros.

 

- Aplicarlo todos los días, independientemente del tiempo que haga (hasta el 40 % de la radiación ultravioleta llega a la tierra en un día completamente nublado).

 

- Según matiza Barabash, “hasta el 41 % de la población, según algunos estudios, reconoce no usar nunca la protección solar. Esta cifra se reduce en niños de 12 años o menos al 28 %.

 

- Por eso mismo, asegura que hay que insistir en niños y adolescentes. Y es que “el 74 % de los adolescentes varones que usan protección solar dejan de hacerlo cuando están bronceados, ya que piensan que al estar morenos ya están protegidos. Además, la radiación recibida va a variar dependiendo de la zona donde nos expongamos. Así, en la nieve se refleja hasta un 80 % de la radiación, en la arena un 20 %, en el agua un 5 % y en el asfalto un 2 %. Proporcionalmente aumenta la radiación extra recibida”.

 

- También, informa, hay que tener cuidado con los envases que tengamos de hace tiempo, ya que “los protectores solares suelen tener una vida útil de 12 meses. No sirve el del año pasado que dejaste abierto en la bolsa de la playa”.

 

2. Revisiones dermatológicas de manchas y lunares:

- El médico incide en que “solo el 21 % de la población se somete a una revisión dermatológica periódica de sus manchas o lunares. Las personas que más comúnmente lo hace son las mujeres y las personas con fototipos claros”.

 

3. Hidratación y cuidados generales diarios:

En este apartado hace dos especificaciones:

 

-Hidratar a diario la piel. Esto es especialmente importante en aquellas personas que padecen algún tipo de dermatosis. Un emoliente adecuado ayudará a mantener una piel sana.

 

-Evitar lavados excesivos y no utilizar productos agresivos para el lavado de cara y cuerpo. En este sentido, asegura que hay que escoger productos suaves y testados dermatológicamente y evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría. Lo ideal es el agua tibia y no ducharse más de una vez al día, ya que esto aumentaría la deshidratación de la piel. Y es que la piel pierde el 25 % de su hidratación natural durante la ducha.

 

-Evitar el tabaco y el alcohol, ya que repercuten de forma negativa en la salud de nuestra piel, generando productos oxidativos que dañan nuestras células cutáneas.

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo