Pescado, ¿azul o blanco?

En ensaladas, bocadillos, pastas, como plato principal y en cada momento del día. El pescado siempre es beneficioso para nuestra salud, ¡aprovéchate!

En ensaladas, bocadillos, pastas, como plato principal y en cada momento del día. El pescado siempre es beneficios para nuestra salud, ¡aprovéchate!

 

¿Conoces la diferencia?

Los pescados azules, como el atún, la sardina o el salmón, son los que poseen un contenido graso superior a 5 g por cada 100 g de alimento. Mientras, los pescados blancos o magros, como la merluza, el lenguado o el rodaballo, tienen menos del 5% de grasa. Sin embargo, la grasa que aportan los pescados azules es insaturada, lo que nos ayuda a controlar el colesterol.

Omega-3

Nuestro cuerpo no genera este ácido graso esencial poliinsaturado, por lo que debemos incluirlo a través de nuestra alimentación. En mayor medida, podemos encontrarlo en los pescados azules como el atún. Aunque los niveles en los pescados dependen de factores como la edad, el tamaño la dieta, el medio en el que viven, la temperatura del agua o el estado de desove. 

 

Así, además de contribuir en la disminución del colesterol malo y los triglicéridos, posee una acción antitrombótica, por lo que es esencial para la salud del corazón y la reducción de la presión arterial.

Súmate a sus beneficios

El pescado contiene varios de los nutrientes esenciales: alto contenido proteico, ácidos grasos poliinsaturados, vitaminas del grupo B, A y D y minerales básicos como el yodo, calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio y hierro. Así, ayuda a mantener los huesos fuertes, la formación de células para regenerar el tejido y la salud del sistema circulatorio. 

CONTINÚA LEYENDO