Planta cara a la depresión otoñal

Depresión otoñal: aumentar la serotonina. El cambio de estación es el causante de una tristeza que se denomina síndrome afectivo estacional.

Depresión otoñal: Aumentar la serotonina. El cambio de estación es el causante de una tristeza que se denomina síndrome afectivo estacional.

Se calcula que alrededor de un 30% de los españoles sufre 'depresión otoñal'. Las modificaciones de los ritmos vitales derivadas de la reducción de horas de luz y de la llegada del frío son el origen de este trastorno psicológico, que afecta sobre todo a mujeres de entre 25 y 45 años. Los síntomas más frecuentes suelen ser la desmotivación, la tristeza y la disminución de la energía. Estos pueden agravarse con problemas de concentración, alteraciones del sueño, irritabilidad, desórdenes alimenticios y disminución de la libido.

 

La causa se encuentra en nosotros mismos y nuestro organismo: dependiendo de la luz solar existente, el cerebro envía órdenes a ciertas hormonas, sobre todo la melatonina, que se encargan de regular el sueño, la temperatura corporal o la sensación de hambre. La producción de la melatonina es mayor con la reducción de horas de luz, y a la vez disminuye la cantidad de serotonina, otra hormona que tiene que ver con el estado de ánimo. Se ha comprobado que la melatonina alta provoca una reducción de serotonina, lo que explicaría el bajón anímico que supone el otoño.

Incrementar los niveles de la hormona

 

Tratamientos que levantan el ánimo. Los Inhibidores de la Recaptación de la Serotonina (IRS) se consideran el tratamiento de primera elección. Actúan incrementando los niveles de serotonina en el cerebro. La terapia con un antidepresivo, a dosis adecuadas y alrededor de dos años, consigue al final de este periodo que alrededor del 72% de los pacientes no presente nuevos episodios depresivos. El tratamiento con luz artificial ayuda a combatir la depresión mediante lámparas fluorescentes que simulan la luz del sol.

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo