Plantas para combatir el estreñimiento

No es un tema que suela gustar comentar. Pero tampoco lo queremos sufrir, así 
que hablemos claro: si tienes problemas de estreñimiento, hay ayudas naturales para recuperar la normalidad.

Para momentos excepcionales

Las 'reinas del repertorio' son el sen, la cáscara sagrada y la frángula. Estas plantas se pueden encontrar en comprimidos o en infusiones y, según la dosis, pueden servir como laxantes o purgantes. Pero, como dice Salvador Molina, presidente de la Asociación de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (Aptn_Cofenat) de Murcia, "solo han de usarse en casos puntuales (en un viaje, por ejemplo), 
ya que pueden resultar irritantes para el intestino".

Estimulantes biliares, de vez en cuando

En lugar de incidir directamente sobre el intestino (forzando su contracción), el experto opina que es mejor actuar a través del hígado: "Las infusiones de acedera, diente de león, malvavisco, achicoria u ortiga estimulan la bilis, que moviliza el bolo alimenticio y por último, el fecal". Se pueden tomar durante varias semanas, haciendo paradas en medio. El jugo de aloe vera, también un laxante suave, puedes tomarlo con asiduidad.

Semillas, un extra de fibra cada día

El fenogreco, la semillas de lino y el plantago ovata son semillas que puedes (y debes) tomar a diario si, en general, tienes tendencia al estreñimiento. 
Al ser ricas en fibras mucilaginosas, "causan un aumento del bolo fecal y facilitan por deslizamiento el tránsito intestinal", dice el experto, sin arañarlo o dañarlo de ningún modo. Si las tomas, debes ingerir mucha agua durante todo el día.

Continúa leyendo