Polivitamínicos ¡Energía Extra!

Cambios de estación, estrés prolongado, dieta deficiente... ¿Necesitas una ayuda extra? Los polvitamínicos pueden hacer mucho por tí. Descubre todos los secretos de estos supercomplementos.
Como nos dice la dietista Elisabet Vázquez, coach de Pronokal Group, “mediante una dieta variada y equilibrada, se cubren las necesidades básicas de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales para un adulto sano. Si la cuidásemos no tendríamos problema. No obstante, dado nuestro ritmo de vida, pueden surgir situaciones en las que sea precisa una ayuda extra, y ahí son perfectos los polivitamínicos. ¿Cuál de entre ellos? Lo mejor es consultar con nuestro médico, para que valore nuestro estado de salud y nos recomiende uno en función de las posibles carencias que tengamos”. Por otro lado, los polivitamínicos evitan el cansancio al adelgazar. “Cuando una persona necesita bajar mucho de peso, su dieta debe ‘desequilibrarse’ para conseguir los objetivos. Si la acompañamos con un polivitamínico, aseguramos que no le falten nutrientes y, sobre todo, evitamos la sensación de cansancio, con lo que puede seguir la dieta el tiempo que sea necesario”, dice Elisabet Vázquez.
AYUDAN EN EL DÍA A DÍA
¿Fumas? Entonces, probablemente, tengas déficit de vitamina C (la nicotina altera su absorción). ¿Sufres una lesión o te has operado? Pues tu cuerpo demandará más nutrientes para reponerse. Un polivitamínico puede ayudarte. “Son complementos nutricionales que aportan vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Por eso, ayudan a aumentar el rendimiento físico y mental, la concentración y la memoria; reducen la fatiga y el cansancio; cubren estados carenciales...”, explica la experta.
REJUVENECEN (‘te quitan años’).
Las necesidades nutricionales cambian en función de la edad (por ejemplo, se pierde en cierta medida la capacidad de absorber nutrientes -sobre todo, vitaminas B6, B12, C, D, E, ácido fólico y calcio-) y, si no adaptamos nuestra dieta a esos cambios, podemos sufrir carencias. Los polivitamínicos suplen este problema. Si es tu caso, te irá bien un polivitamínico enriquecido con resveratrol, un antioxidante que rejuvenece las células.
AUMENTAN LAS DEFENSAS
“El exceso de trabajo, los cambios de estación, el estrés prolongado... pueden provocar una demanda extra de energía por parte de nuestro cuerpo y acabar desencadenando una disminución de defensas”, dice
la experta. Para hacer frente a este problema, “no nos pueden faltar las vitaminas del grupo B, A, C y E, y minerales como el potasio, el magnesio, el calcio o el zinc, encargados de combatir el estrés y proteger nuestro sistema inmunológico. Un polivitamínico previene este problema y frena que vaya a más”, agrega.
COMPLETAN LAS DIETAS VEGANAS
“No todas las formas de alimentación vegetariana son iguales, pero existen algunas que pueden provocar importantes carencias nutricionales, ya que excluyen bastantes grupos de alimentos. En estos casos, es necesario un aporte extra de nutrientes, como por ejemplo vitaminas del grupo B y D y minerales como el hierro, el calcio y el zinc”, explica la nutricionista.
Resveratrol, taurina, ginseng...
En la actualidad existen polivitamínicos que, además de las vitaminas y los minerales necesarios, aportan activos eficaces: jalea real y ginseng (para una dosis extra de vitalidad); taurina y cafeína (facilita energía máxima durante horas); resveratrol (antioxidante que, entre otras cosas, estimula la formación de colágeno en la piel).
Por: Carmen Sabalete.

Continúa leyendo