Polvo de microbios: ¿el alimento eco del futuro?

Un estudio de científicos de la universidad de Göttingen revela que esta biomasa requiere solo un 10% de los recursos del cultivo más eficiente, la soja.

Hay noticias sorprendentes... y luego está esta. Atención porque el polvo de microbios podría ser el alimento eco del futuro que aseguraría la supervivencia humana. Aunque no suena muy apetecible, los investigadores de la universidad de Göttingen han concluido que esta biomasa ayudaría a evitar la sobreexplotación agrícola, ya que el sistema de producción de comida actual no es sostenible. Y no lo es ni para los humanos, ni para los animales.

En vez de eso, los científicos encabezados por Dorian Leger, proponen un sistema diferente en el que son precisamente los microbios quien nos proporcionan las proteínas, minerales y aminoácidos, necesarios para la alimentación. Pero, ¿cómo funciona esto? En el estudio publicado por el diario científico PNAS se explica que se trata de crear unas granjas microbiales que funcionarían de manera eficiente, con el 10% de los recursos que necesita, por ejemplo, la soja, el cultivo más sostenible que hay en la actualidad. Utilizarían siempre energías renovables, se reduciría mucho la cantidad de agua y no sería necesario el uso de fertilizantes y de una excesiva mecanización. Suena bastante bien...

El proceso comienza con la captura de CO2 con máquinas que funcionan con células solares. Estas lo procesarían para producir el alimento básico de los microbios, que crecerían dentro de un bioreactor. La biomasa resultante sería destinada a conseguir el polvo alimentario que posteriormente consumirían humanos y animales. Este es uno de los extractos del estudio: "Mostramos que la producción de alimentos microbianos supera al cultivo agrícola de cultivos básicos en términos de rendimiento calórico y proteico por área de tierra en todos los niveles de irradiancia solar relevantes. Estos resultados sugieren que los alimentos microbianos podrían contribuir sustancialmente a alimentar a una población en crecimiento y pueden ayudar en la asignación de recursos terrestres limitados en el futuro".

polvo de microbios
Polvo de microbios / Universidad de Göttingen.

Los investigadores reflexionan sobre el devastador efecto que tiene sobre el medioambiente el crecimiento de la población y los cambios en los patrones dietéticos y concluyen que alimentar al mundo dentro de límites sostenibles "requiere revolucionar la forma en que aprovechamos los recursos naturales. La biomasa microbiana se puede cultivar para producir piensos y complementos alimenticios ricos en proteínas". 

También aporta datos preocupantes como la previsión de que el efecto combinado del crecimiento de la población y el aumento del consumo de productos de origen animal provoque un aumento en la demanda de alimentos que podría desafiar gravemente la producción mundial para 2050. Además, alerta del impacto del cambio climático en la seguridad alimentaria futura en muchos países. La expansión de los cultivos en tierras agrícolas tiene un potencial limitado para aumentar la oferta, ya que la producción de alimentos ocupa actualmente más de un tercio de la superficie terrestre de la Tierra y ya ejerce una gran carga ambiental. Por todo ello, el cultivo de microbios para ayudar a abordar este desafío global es un avance importante.

Este sistema utiliza el agua y el nitrógeno de manera más eficiente que las plantas y según refleja el estudio varias empresas ya están produciendo esta biomasa derivada de algas, hongos o bacterias destinada al consumo animal o humano. Es el principio del que quizá sea el alimento eco del futuro: los microbios.

También te puede interesar:

Continúa leyendo